Comunicado de prensa
June 7, 2005

Texas Department of State Health Services [Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas, DSHS, por sus siglas en inglés] anunció hoy que la bacteria que causa la peste, Yersinia pestis, ha sido detectada en varias ratas (rata matorrela gris y rata matorrela de garganta blanca) y conejos del desierto que se encontraron muertos este año en locales rurales en partes de los condados de Midland, Reagan y Upton.

El DSHS está pidiendo que el público en esos condados y en los condados adyacentes de Andrews, Crane, Ector, Glasscock y Martin tome precauciones contra las picaduras de pulgas.

La peste normalmente es propagada por las pulgas que hayan picado a un roedor infectado. La infección también puede ocurrir al inhalar gotitas de respiración de un animal vivo que padece de la forma neumónica de la enfermedad. La peste puede ser transmitida a los perros, gatos, y seres humanos. La peste en los seres humanos se puede tratar eficazmente con antibióticos si es que se detecta temprano.

La especialista en control zoonosis del DSHS en Midland, Kathy Parker, dijo que no es anormal que se presente la enfermedad de la peste en roedores silvestres al oeste de los Estados Unidos, incluso la parte occidental de Texas. “La peste periódicamente se presenta en ciclos en la población de roedores silvestres, algunas veces causando la muerte a gran escala de ratas, perritos de las praderas, ardillas y otros roedores,” dijo ella.

El último caso de peste en un ser humano que se registró en Texas fue en 1993 en un residente del Condado de Kent. Un promedio de 13 casos por año en los seres humanos ocurre en los Estados Unidos.

El DSHS recientemente emitió un informe a los veterinarios y médicos en la parte occidental de Texas y le está recordando al público que tome precauciones rutinarias para reducir las probabilidades de picaduras de pulgas infectadas. También se le pide al público que informe a las autoridades de salud pública sobre la muerte en gran escala de los roedores.

Precauciones personales incluyen la eliminación de fuentes de alimentos y refugio para los roedores alrededor de los hogares, sitios de trabajo y áreas de recreación; la utilización de insecticidas seguras para matar las pulgas alrededor de su propiedad; la aplicación de un repelente que contiene DEET a la piel expuesta y uno que contiene permetrina [ permethrin ] y se aplica a la ropa, cuando se encuentre en áreas donde habitan las pulgas, especialmente cuando esté acampando o esté en otras áreas donde habitan los roedores; y la aplicación a las mascotas de un producto de acción prolongada para el control de las pulgas.

El DSHS también aconseja que se ponga guantes si tiene que tocar un animal que pudiera tener la enfermedad de la peste.

Debido a que algunos roedores también portan el hantavirus, si se encuentran los nidos de roedores en áreas cerradas, éstas deben estar aireadas antes de la extracción de los nidos, y cualquier nido y excremento debe ser remojado completamente con una solución de 10 por ciento de cloro y 90 por ciento de agua antes de su extracción.

-30-

(Noticieros: para más información comuníquese con Kathy Parker, especialista en control zoonosis del DSHS , Midland, 432-571-4118; o con Doug McBride encargado de la prensa del DSHS , 512-458-7524.)

Última actualización 03 de octubre de 2013