Comunicado de prensa
6 de septiembre, 2005

El Director Estatal del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas, Eduardo Sánchez, M.D., comentó hoy que los estudiantes desplazados tras el Huracán Katrina y que se están matriculando en las escuelas en Texas no representan un aumento de riesgo a la salud para los estudiantes de Texas.

El Dr. Sánchez comentó que algunos padres en Texas han expresado preocupación sobre el riesgo a la salud de sus propios niños, debido al estado de la actualización de las inmunizaciones y a la exposición al agua de la inundación de los estudiantes que están ingresando.

Él clasificó las preocupaciones como “comprensibles pero sin fundación.”

“Muchos de estos niños no se expusieron al agua contaminada de la inundación,” dijo el Dr. Sánchez. “Y, los que sí se expusieron, los están evaluando en los varios refugios para determinar los tipos de exposición, y los están monitorizando por los síntomas de enfermedades. Además, ellos están siendo tratados si es que lo necesitan. La práctica estándar indica que no se debe enviar a la escuela a ningún niño que esté enfermo, no únicamente a los evacuados.”

Él también dijo que se deben practicar las medidas rutinarias de prevención en las escuelas, tales como lavarse las manos frecuente y meticulosamente con agua tibia y con jabón, en particular después de utilizar el baño y antes de comer. “Ésta es una medida de control importante que siempre se debe seguir, huracán o no huracán.”

El Dr. Sánchez dijo que la enfermedad de amenaza principal después de la exposición al agua de una inundación es el tétanos, el cual no se propaga de persona a persona. Otras amenazas relacionadas con una inundación son las enfermedades diarreicas como la shigellosis y la salmonelosis. Los síntomas de las enfermedades diarreicas generalmente surgen dentro de los primeros días después de la exposición.

“Ninguna de las enfermedades asociadas con las inundaciones se considera ser transportadas por el aire,” él dijo.

En cuanto a la preocupación sobre el estado de actualización de vacunas, el Dr. Sánchez dijo que los requisitos de inmunización para matricularse en las escuelas de Mississippi, Alabama y Luisiana son parecidos a los de Texas. “El hecho de que no se escaparon con sus registros de vacunación no significa que no hayan recibido sus vacunas. Si estaban matriculados en la escuela en esos estados, probablemente están vacunados," él dijo.

“Aún si algunos de ellos no fueran vacunados, las vacunas que los niños de Texas recibieron los protegerían contra el sarampión, las paperas, la varicela y las otras enfermedades prevenibles por vacunación,” agregó el Dr. Sánchez. Él también notó que antes del huracán no se reportaron cifras fuera de lo normal referentes a estas enfermedades en las áreas afectadas por Katrina. “En esta situación, cuando no haya un aumento en la incidencia (de enfermedades) en esos estados, no hay un aumento en el riesgo aquí.”

-30-

(Noticieros: para más información, comuníquense con Doug McBride, el encargado de prensa del DSHS, Austin, 512-458-7524.)

Última actualización 03 de octubre de 2013