Comunicado de prensa
8 de septiembre, 2005

Dos nuevas leyes estatales relacionadas a la salud y a la seguridad de los niños tomaron vigor durante la 79 Asamblea legislativa en Texas, según el Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS).

El Proyecto de Ley 984 de la Cámara de Representantes, exige que las escuelas privadas tengan un plan individualizado de salud para los estudiantes quienes padecen diabetes. Estos planes de salud son elaborados por la enfermera de la escuela y el director, bajo la colaboración de uno de los padres de los estudiantes o el tutor, y el médico. Bajo la ley, a los estudiantes se les permite que se presenten a clase o lleven con ellos a los terrenos de la escuela o a cualquier otra actividad relacionada con la escuela, sus suplementos y equipo para diabetes, tal como lo indica su plan de salud individualizado.

El Proyecto de Ley también exige a los directores de las escuelas que identifiquen a los empleados de la escuela que no sean profesionales en la atención de salud, para entrenarlos a que ayuden en la atención diaria o de emergencia de los estudiantes que padecen diabetes. Las escuelas que tienen enfermera de tiempo completo, deben contar por lo menos con un miembro del personal entrenado, como asistente para proporcionar atención con la diabetes sin certificación formal. Las escuelas que no cuenten con enfermera de tiempo completo deben tener por lo menos tres miembros del personal entrenados. El Texas Diabetes Council ya elaboró una guía de entrenamiento.

Adicionalmente, la nueva ley exige que los distritos de las escuelas proporcionen información escrita sobre la diabetes a sus empleados, quienes transportan o supervisan a un estudiante con diabetes durante las actividades fuera del recinto universitario.

El Proyecto de Ley 183 de la Cámara de Representantes exige, que deben viajar en una silla de bebé para auto, los niños que sean menores de 5 años y que midan menos de 36 pulgadas de estatura. La antigua ley exigía que los niños menores de 4 años o con menos de 36 pulgadas de estatura utilizaran una silla de bebé para auto.

"Por razones de seguridad, los niños deberán viajar en artículos que sujetan a niños por mucho más tiempo del requerido por las normas mínimas de la ley", comentó Frank Luera del programa Safe Riders de DSHS. “Los niños deberán viajar en artículos que sujetan a niños, los cuales incluyen asientos de niños para auto, apropiados para su tamaño hasta que crecen aproximadamente 57 pulgadas de estatura, normalmente a la edad de 8 años”.

Los choques automovilísticos son la causa principal de muerte en los niños. En el año 2003 en Texas, 99 niños menores de 15 años murieron al ser pasajeros en automóviles durante choques, y cerca de 1,500 niños fueron hospitalizados.

-30-

(Noticieros: para más información comuníquese con Emily Palmer, Assistant Press Officer de DSHS, 512-458-7400.)

Última actualización 03 de octubre de 2013