Comunicado de prensa
1 de octubre, 2005

Se han reportado elevadas cantidades de peces muertos en algunos ríos y arroyos de las áreas del sureste de Texas que se inundaron, lo cual ha motivado al Texas Department of State Health Services [Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas, DSHS, por sus siglas en inglés] a recordarle a la población que no coma peces que haya encontrado ya muertos o muriéndose.

La muerte de peces a gran escala es normal después de inundaciones y normalmente la causan los bajos niveles de oxígeno en el agua.

El DSHS también está recordando a las personas que no se bañen ni naden en los ríos u otros cuerpos de agua de las áreas inundadas, debido a los niveles de bacteria en el agua que son más altos de lo normal.

-30-

(Noticieros:  para más información, comuníquense con Doug McBride, el encargado de la prensa del DSHS, al 512-532-4971 ó 512-458-7524.)

Última actualización 03 de octubre de 2013