Comunicado de prensa
7 de octubre, 2005

El Texas Department of State Health Services [Departamento Estatal de Servicios de Salud, DSHS, por sus siglas en inglés] está recomendando que las personas en Texas que corren un riesgo elevado de desarrollar complicaciones severas debido a la influenza, reciban sus vacunas contra la gripe (flu), empezando en octubre.

Los grupos de prioridad que deben recibir las vacunas contra la gripe incluyen a las personas de 65 años de edad y mayores, los residentes de instituciones de cuidado a largo plazo, las personas de 2 a 64 años de edad con condiciones médicas crónicas, los niños de 6 a 23 meses de edad, las mujeres embarazadas, los profesionales médicos que están proporcionando cuidado directo a pacientes, y los que están en contacto en casa y que proveen cuidado en hogares a niños menores de 6 meses.

"Muchas personas se sentirán doloridas a causa de la gripe este otoño e invierno," dijo el Dr. Eduardo Sánchez, el Comisionado de Servicios de Salud Estatales, "pero, para algunas personas, la influenza puede ser fatal. Ahora es el momento en que las personas en alto riesgo deben recibir sus inyecciones."

Se les aconseja a las personas que no pertenecen a los grupos de prioridad que esperen hasta noviembre para recibir la vacuna contra la gripe. La temporada de la gripe típicamente sucede desde octubre hasta marzo, y las vacunas pueden ser administradas en cualquier momento durante este período.

La influenza, o la gripe, es una enfermedad viral respiratoria caracterizada por un comienzo repentino de fiebre, dolor de cabeza, cansancio extremo, tos seca, dolor de garganta, nariz que gotea o nariz tapada, y dolores musculares. La enfermedad se propaga cuando una persona que tiene la infección tose, estornuda, o habla, lo cual disemina al aire este virus que es altamente contagioso.

La vacuna contra la gripe tarda aproximadamente dos semanas para llegar a ser eficaz. Una vacuna contra la gripe en forma de spray nasal que contiene los virus vivos y debilitados es una opción para la mayoría de las personas sanas entre los 5 y los 49 años de edad que no están embarazadas. La vacuna contra la gripe para los niños de 6 a 23 meses de edad es libre de conservantes.

Cuatro fabricantes esperan proveer la vacuna contra la gripe al mercado estadounidense durante la temporada de influenza del 2005 a 2006. Se esperan que entre 5 y 8 millones de dosis serán administrados por proveedores de atención médica en Texas. La vacuna protege contra tres cepas del virus: A/Califomia (H3N2), A/Nueva Caledonia (H1N1), B/Shanghai, y cepas semejantes a éstas.

-30-

(Noticieros:  para más información, comuníquense con Lisa Davis, de la rama de inmunización del DSHS, 512-458-7284; ó con Emily Palmer, la asistente encargada de la prensa del DSHS, 512-458-7400.)

Última actualización 03 de octubre de 2013