Comunicado de prensa
14 de abril, 2006

El lavarse las manos muy bien después de manejar a los pollitos que se obsequian como regalo de Pascua a los niños pequeños, es la primer precaución de la lista de precauciones de seguridad que da a conocer el Texas Department of State Health Services (DSHS) para reducir el riesgo de contraer la salmonela.

Las bacterias de la salmonela se encuentran a veces en el excremento de las aves de corral, y dentro o sobre de los huevos y puede causar diarrea, náusea, dolor abdominal y fiebre. La salmonela normalmente no causa un padecimiento serio, pero sí puede causarlo.

La bacteria se puede transmitir a los seres humanos cuando estos entran en contacto con los excrementos de las aves de corral y luego se la transfieren a sus bocas.

DSHS ofrece consejos adicionales para una Pascua más segura:

  • No tenga a los pollitos de Pascua dentro de las casas.
  • Supervise a los niños pequeños al lavarse las manos, después de haber manejado los pollitos.
  • Utilice huevos de plástico en vez de huevos verdaderos para las búsquedas de los huevos de Pascua.
  • Si utiliza huevos verdaderos, hierva huevos duros y refrigérelos, dentro del transcurso de dos horas después de haberlos cocinado. Los huevos hervidos refrigerados deberán comerse dentro de siete días después de haberse cocinado.
  • Limite el tiempo de esconderlos y el de ir de caza de huevos verdaderos a dos horas. Refrigérelos inmediatamente si es que son para comerse.

-30-

(A los medios de comunicación: para más información comuníquese con Eric Fonken, D.V.M., DSHS Zoonosis Control Program, 512-458-7255; o con Doug McBride, DSHS Oficial de Prensa, 512-458-7524.)

Última actualización 09 de agosto de 2013