Comunicado de prensa
5 de octubre, 2006

Los funcionarios del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) recomiendan a las personas que se vacunen contra la gripe lo antes posible. Los funcionarios de salud federales esperan tener suficientes vacunas contra la gripe esta temporada.

El director del Departamento de Servicios de Salud de Texas, Eduardo Sánchez, MD., dijo que la gripe y sus complicaciones pueden ser serias, aun mortales.

“Mi último día como director estatal es mañana (6 de octubre)”, comentó. “Mi consejo a los Tejanos al partir es simple: que se vacunen contra la gripe”. Sánchez aceptó un cargo con el Centro de Ciencias de la Salud de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Texas en Houston.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informan que los fabricantes de la vacuna contra la gripe anticipan producir y distribuir más de 100 millones de dosis de la vacuna contra la gripe en los Estados Unidos de aquí a principios de enero de 2007. Los Centros dicen que esperan distribuir la mayoría de las vacunas contra la gripe en octubre y noviembre.

DSHS recomienda que aquellas personas en mayor riesgo de complicaciones severas por la gripe se vacunen contra la gripe lo más pronto posible en octubre o noviembre. Entre los que se encuentran en los grupos de mayor riesgo están los niños de 6 meses a 4 años de edad, las personas mayores de 50 años, los residentes de centros de atención a largo plazo, las mujeres embarazadas y aquellos con enfermedades médicas crónicas. También se recomienda a las personas que viven con aquellos en mayor riesgo de padecer complicaciones por la gripe o que los atienden se vacunen lo antes posible.

La temporada de gripe normalmente dura de octubre a marzo y las vacunas se pueden administrar en cualquier momento durante ese período. La vacuna contra la gripo en atomizador nasal es una opción para las personas sanas de 5 a 49 años de edad que no están embarazadas.

La gripe es una enfermedad viral respiratoria. Sus síntomas incluyen fiebre repentina, frecuentemente alta; dolor de cabeza; cansancio extremo; tos seca; dolor de garganta; congestión o moqueo nasal y dolor muscular. La enfermedad se propaga cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, esparciendo así el virus contagioso en el aire. Las complicaciones de la gripe pueden incluir la pulmonía bacteriana, las infecciones en el oído y en los senos nasales, la deshidratación y hacer que las enfermedades crónicas empeoren como el fallo cardiaco congestivo, el asma y la diabetes.

Cada año se produce una vacuna nueva, basada en los pronósticos del tipo de cepa del virus de la gripe que circule. Los virus que la vacuna de 2006 a 2007 cubre son el A/Nueva Caledonia (H1N1), A/Wisconsin (H3N2), B/Malasia y cepas similares.

La vacuna contra la gripe tarda aproximadamente dos semanas para hacer efecto.

-30-

(A los medios de comunicación: para más información comuníquese con Emily Palmer, suboficial de prensa de DSHS, al 512-458-7400.)

Última actualización 09 de agosto de 2013