Comunicado de prensa
11 de noviembre, 2006

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) y funcionarios locales tratan de localizar a cualquier persona que puedo haber tenido contacto con un cachorro del Refugio de Animales de Weatherford/condado de Parker cuya prueba de rabia después salió positiva.

El DSHS y el Departamento de Policía de Weatherford, la Oficina del Sherif del Condado de Parker y otras autoridades locales buscan a los dueños originales del cachorro y cualquier persona que haya visitado el refugio del 21 de octubre al 26 de octubre. Los visitantes que tuvieron contacto con el cachorro deben hablar con un médico para que determine si su exposición amerita una serie de vacunas contra la rabia.

Los funcionarios del DSHS dijeron que el cachorro se infectó con el virus de la rabia antes de llegar al refugio y no mostró indicios de la enfermedad hasta después de adoptado.

El cachorro era uno de dos que estaban perdidos o fueron abandonados cerca de Heliport Road en el sur del condado de Jack el 18 de octubre. Ambos eran machos de raza mixta de 8 a 10 semanas de edad de pelo corto negro y marcas blancas o grises en las patas delanteras.

Los llevaron a un refugio de animales en Weatherford el 21 de octubre. El cachorro cuya prueba de rabia después salió positiva fue adoptado del refugio el 26 de octubre. Otra familia adoptó el segundo cachorro el 2 de noviembre. Los resultados de la prueba de laboratorio del DSHS del 10 de noviembre confirmaron que el primer cachorro tenía rabia. Queda pendiente la prueba del segundo cachorro. Se podría emitir una alerta adicional tras los resultados de dicha prueba.

Si alguien tiene información sobre los dueños originales de los cachorros y si alguien necesita más información sobre la situación, pueden llamar al Departamento de Policía de Weatherford, al (817) 598-4300 o (817) 598-4310.

Más frecuentemente el virus de la rabia se transmite a los humanos mediante mordidas de animales pero la transmisión puede ocurrir de otras formas que permitan que la saliva del animal infectado entre al cuerpo de la persona por cortadas, rasguños o heridas abiertas o por las membranas mucosas de la boca, ojos o nariz.

Las vacunas tras la exposición pueden impedir que se desarrolle la rabia si se ponen a tiempo. Una vez que los síntomas de la rabia ocurren en los humanos, la rabia casi siempre es mortal.

Weatherford se encuentra a aproximadamente 30 millas al oeste de Fort Worth.

-30-

Haga clic para ver la fotografía

(A los medios de comunicación: (para obtener mayor información comuníquese con Doug McBride, Oficial de Prensa del DSHS, Austin, 512-458-7524).

Última actualización 09 de agosto de 2013