• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

Las vacunas a mediados de temporada, las precauciones personales ofrecen protección contra la gripe

Comunicado de prensa
30 de enero, 2007

A mediados de la temporada de gripe, los oficiales del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) recomiendan a las personas que todavía es importante que tomen precauciones para no contraer la enfermedad viral.

“Recibir la vacuna es la mejor manera de prevenir la gripe, la cual puede causar complicaciones graves, a veces mortales”, dijo el Dr. David Lakey, Director de DSHS. “La vacuna contra la gripe junto con las precauciones simples tales como lavarse las manos frecuentemente, cubrirse la tos y el estornudo y permanecer en el hogar al estar enfermo son buenas maneras en que las personas pueden protegerse y proteger a sus familias contra la infección”.

La temporada de gripe normalmente dura de octubre a marzo y las vacunas se pueden administrar en cualquier momento durante este período o después siempre y cuando la vacuna no tenga vencida la fecha de caducidad. Aunque la temporada en Texas ha sido relativamente leve hasta ahora, el punto crítico de la enfermedad de gripe en Texas normalmente es enero y febrero pero podría durar más.

Debido a que la mayoría de la vacuna contra la gripe se compra y distribuye en privado, es difícil determinar cuánta vacuna queda por todo el estado. DSHS recomienda que las personas verifiquen la disponibilidad de la vacuna contra la gripe en su comunidad contactando a su proveedor de atención de salud. La vacuna contra la gripe tarda aproximadamente dos semanas para hacer efecto.

La gripe es una enfermedad viral respiratoria. La enfermedad se propaga cuando una persona con la infección tose, estornuda o habla, esparciendo así el virus contagioso en el aire. Las personas con gripe generalmente pueden trasmitir el virus a otros desde un día antes de enfermarse hasta siete días después de haber mostrado síntomas de la gripe.

Los síntomas incluyen fiebre, repentina, con frecuencia elevada; dolor de cabeza; cansancio extremo; tos seca; dolor de garganta; moqueo o congestión nasal y dolor muscular. Las complicaciones de la gripe pueden incluir la pulmonía bacteriana, las infecciones en el oído y en los senos nasales, la deshidratación y el empeoro de las enfermedades crónicas tales como el fallo cardiaco congestivo, el asma o la diabetes.

En Texas la gripe no es una condición que se deba reportar, pero DSHS cuenta con los informes de la red de vigilancia para clasificar la actividad de la gripe en el estado.

-30-

(A los medios de comunicación: para más información comuníquese con Emily Palmer, suboficial de prensa de DSHS, 512-458-7400.)

Última actualización 09 de agosto de 2013