Comunicado de prensa
27 de marzo, 2007

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) ha emitido una notificación en la que advierte a la gente que limite su consumo de besugo (freshwater drum) y robalo (largemouth bass) de Clear Lake y Hills Lake y amia (bowfin) de Clear Lake. Ambos lagos están en el condado de Panola en el este de Texas. La advertencia se emitió después de que pruebas de laboratorio detectaran niveles elevados de mercurio en las tres especies.

Se recomienda a los adultos y a los niños de 12 años o más que no coman más de dos porciones de 8 onzas al mes. Los niños menores de 12 años no deben comer más de dos porciones de 4 onzas al mes.

Se recomienda que las mujeres embarazadas, las mujeres que pudieran embarazarse y las madres lactantes no coman nada de besugo ni róbalo de los lagos ni amia de Clear Lake.

No se incluye ninguna otra especie de pescado de los dos lagos en la advertencia.

La ingestión regular de metilo-mercurio, el compuesto de mercurio que se encuentra en los pescados, puede dañar el cerebro y el sistema nervioso humanos. Los niños pequeños en particular corren riesgo. El cerebro y el sistema nervioso de un feto en desarrollo pueden dañarse permanentemente si la futura mamá come alimentos que contengan niveles elevados de mercurio durante el embarazo.

El mercurio es un elemento natural que llega al aire y al agua mediante la acción de los elementos en la corteza terrestre, la combustión de combustibles fósiles y algunas liberaciones y emisiones industriales.

No hay riesgo de envenenamiento por mercurio por pescar, hacer esquí acuático o nadar en los dos lagos.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Doug McBride, Agente de Prensa del DSHS, Austin, 512-458-7524).

Última actualización 09 de agosto de 2013