Comunicado de prensa
2 de octubre, 2007

Los funcionarios del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) animan a todas las personas de 6 meses de edad o más a que se vacunen contra la gripe tan pronto la vacuna esté disponible en sus comunidades. Se espera que una cifra sin precedente de 132 millones de dosis esté disponible en los Estados Unidos esta temporada de gripe.

“La gripe es mucho más que un mal resfriado que incomoda a la gente”, dijo el Dr. David Lakey, Director del DSHS. “Esta infección viral puede llevar a una grave enfermedad, que a veces puede ser mortal. La vacuna antigripal anual es una de las mejores maneras de proteger a la gente de la gripe y sus complicaciones y de reducir la propagación del virus”.

Lakey anima a aquellas personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones por una gripe grave a que se vacunen contra la gripe a la brevedad posible. Entre dichos grupos están los niños de 6 meses a 4 años de edad, la gente con enfermedades médicas crónicas, los residentes de centros de atención a largo plazo y las mujeres embarazadas. También se anima a que se vacunen pronto a las personas de 50 años de edad o más, que vivan con alguien con mayor riesgo de sufrir complicaciones por la gripe o que cuiden de ese alguien y a aquellas en contacto cercano con niños menores de 6 meses de edad.

La temporada de gripe por lo general dura de octubre a marzo y por lo general alcanza el punto crítico en Texas en enero y febrero. Las personas se pueden vacunar contra la gripe en cualquier momento durante el otoño e invierno. La vacuna toma alrededor de dos semanas para hacer efecto.

Entre los síntomas de la gripe están la fiebre repentina y a menudo alta; dolor de cabeza; cansancio extremo; tos seca; dolor de garganta; moqueo o congestionamiento y dolores musculares. La enfermedad se propaga cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, liberando así el virus contagioso en el ambiente. Entre las complicaciones de la gripe están la pulmonía bacteriana, las infecciones del oído y del seno nasal, la deshidratación y las enfermedades crónicas cada vez peores como la insuficiencia cardiaca congestiva, el asma y la diabetes.

Debido a que los virus de la gripe cambian, se produce una nueva vacuna cada año. Los virus que la vacuna antigripal de 2007-2008 trata son: A/Islas Salomón (H1N1), A/Wisconsin (H3N2), B/Malasia y cepas similares. Las vacunas antigripales no contienen virus vivos y no pueden causar la gripe. La vacuna antigripal en atomizador nasal, que contiene virus vivos débiles de la gripe que no causan la gripe, es una opción para la gente sana y la mujeres no embarazadas de 2 a 49 años de edad. Se registran alrededor de 36,000 muertes en los Estados Unidos al año por complicaciones de la gripe.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Emily Palmer, Suboficial de Prensa del DSHS, llamando al 512-458-7400).

Última actualización 03 de octubre de 2013