Comunicado de prensa
14 de deciembre, 2007

Una compañía de San Antonio está voluntariamente retirando del mercado un segundo tipo de dulce importado de México después de que pruebas del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) encontraron niveles elevados de plomo que pueden causar problemas de salud.

Villa-Mex Imports, Inc., está retirando del mercado los Tarritos, una pasta oscura café rojizo de 3.3 onzas (100 gramos) envasado en frascos de vidrio en forma de tarro con asa y con tapa blanca de plástico. La etiqueta verde muestra el nombre "Tarritos" en letras amarillas y dice que el dulce es manufacturado por Productos Avila, S.A. de C.V. Puerto Malaque 1379 Col. Sta. Maria Guadalajara, Jal. México.

Funcionarios de DSHS dijeron que el problema es con el producto, no con el distribuidor, Villa-Mex Imports.

Pruebas recientes de laboratorio muestran los niveles de plomo arriba de 0.1 partes por millón de nivel de plomo que la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. considera como un posible riesgo a la salud. Los rangos de las muestras del dulce abarcaron de 0.0857 a 0.125 partes por millón de plomo. Las pruebas formaron parte de una vigilancia de productos del DSHS conducida durante los pasados últimos meses.

A principios de mes Villa Mex voluntariamente retiró del mercado el Barrilito, un concentrado espeso café oscuro que se vendía en envases de vidrio en forma de barril de 3.3 onzas (100 gramos) con tapa blanca de plástico. En la etiqueta también se lee: Productos Avila, S.A. de C.V. Puerto Malaque 1379 Col. Sta. Maria Guadalajara, Jal. México.

Comer productos que contengan plomo es especialmente dañino para los bebés, los niños pequeños y las mujeres embarazadas. El consumo de demasiado plomo puede resultar en desarrollo mental y físico tardío y en deficiencias en el aprendizaje. Los niños que tienen elevados niveles de plomo en la sangre pueden estar cansados o malhumorados, no tener mucho apetito, no poder poner atención, tener dolores de cabeza, vómito, estar constipados, torpes o débiles o no poder dormir. Algunos niños que tienen intoxicación por plomo no se ven o actúan como enfermos.

Los funcionarios de DSHS dicen que los consumidores que tengan los productos retirados del mercado no los deben comer y los deben devolver o tirar a la basura. La única manera de saber si un niño tiene un nivel elevado de plomo en la sangre es hacerle una prueba de sangre para la detección del plomo. Las personas que estén preocupadas sobre los niveles de plomo en la sangre deben llamar a su doctor o clínica para informarse sobre la prueba.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Emily Palmer, Suboficial de Prensa del DSHS, llamando al, 512-45 8-7400.)

Última actualización 03 de octubre de 2013