• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El clima frío trae consigo precauciones sanitarias del DSHS

Comunicado de prensa
3 de enero de 2008

Las temperaturas bajo cero, los vientos fríos y las tormentas de hielo y nieve pueden crear graves problemas para los habitantes de Texas que a menudo están más acostumbrados a lidiar con las oleadas de calor. El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) exhorta a las personas a tomar precauciones extra contra la hipotermia y otros peligros invernales.

La hipotermia, la pérdida grave o prolongada del calor corporal, empieza cuando la temperatura del cuerpo humano baja de los 95 grados. Debido a que la baja en temperatura puede ser gradual, y que un síntoma inicial de la hipotermia es la confusión mental, la víctima podría no darse cuenta del problema.

Entre las personas más susceptibles a la hipotermia están los mayores de 60 años de edad, los bebés y los niños pequeños, los enfermos, aquellos que toman ciertos fármacos recetados o que ingieren alcohol, los indigentes, las víctimas de accidentes automovilísticos o en bote y aquellos que no encuentran refugio temporal para resguardarse del frío.

Para reducir posibles peligros:

  • Ponga atención a los síntomas de la hipotermia que incluyen confusión, somnolencia, arrastrar las palabras, una baja en la presión arterial, respiración superficial y un tono rosado en la piel. Todo aquel con esos síntomas relativos a las bajas temperaturas está en peligro inmediato. Consiga ayuda médica inmediatamente.

  • Esté al pendiente de las personas mayores y los enfermos, particularmente si viven solos o en áreas remotas.

  • Póngase varias capas de ropa holgada, guantes, gorro y cubrecara. Manténgase seco.

  • Tenga muchísimo cuidado con el aire. Un viento fuerte, aun cuando sólo sea moderadamente frío, puede causar un factor de enfriamiento por viento bajo cero.

Las tormentas invernales pueden causar apagones de luz, que llevan a problemas de seguridad de los alimentos. Si se va la luz por más de cuatro horas, tome las siguientes precauciones con los productos alimenticios refrigerados:

  • Mantenga la puerta del refrigerador y el congelador cerrada lo más posible.

  • Deshágase de los alimentos potencialmente peligrosos como la carne, los huevos, los productos lácteos y las sobras que pudieron haber estado a más de 40 grados. En caso de duda, es mejor tirarlos.

  • Todos los alimentos congelados que se han descongelado sin exceder los 40 grados se deben preparar a la brevedad posible. No vuelva a congelarlos.

Los funcionarios del DSHS advierten que las personas no deben subestimar el clima frío y se deben arropar apropiadamente. Todo aquel que planee actividades en exteriores en clima frío debe consultar los pronósticos del tiempo locales.

 

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Emily Palmer, Suboficial de Prensa del DSHS, llamando al 512-458-7400).

Última actualización 22 de noviembre de 2010