• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS incrementa recursos para ayudar a las personas a dejar de fumar este año nuevo

Comunicado de prensa
4 de enero de 2008

Dejar el tabaco puede ser difícil pero no imposible. Y para aquellos que tratan de renunciar a la nicotina este año nuevo, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) está incrementando a más del doble sus recursos dirigidos a los servicios de suspensión provistos mediante la Línea para Dejar el Tabaco (Quitline) de la Sociedad Americana del Cáncer. Este año, el DSHS proveerá $550,000 para el servicio, comparado con los $250,000 provistos en 2007.

El servicio de asesoramiento telefónico multilingüe gratuito, en el 1-877-YES-QUIT (877-937-7848), está a disposición de todos los tejanos que están tratando de dejar de fumar o mascar tabaco. Las llamadas a la Quitline han aumentado de manera importante desde que el DSHS empezó a financiar el servicio en 2001, con un total de 6,250 llamadas el último año fiscal.

Una subvención de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para servicios de suspensión y los fondos del acuerdo tabacalero de Texas proveen los recursos del DSHS dirigidos a la Quitline.

“Una de las cosas más importantes que podemos hacer para mejorar la salud de los tejanos es ayudar a que aquellos que fuman dejen de hacerlo”, dijo Penny Harmonson, directora del programa de prevención y control del tabaco del DSHS. “Las investigaciones indican que las personas que obtienen ayuda de un servicio como la Quitline tienen mayor éxito en vencer la adicción a la nicotina que aquellas que lo hacen solas”.

La Quitline provee asesoramiento telefónico confidencial gratuito las 24 horas del día, siete días a la semana, con herramientas y estrategias adaptadas a cada llamador individual. El servicio también ofrece a los llamadores folletos de autoayuda y asesoría sobre los programas de apoyo disponibles en sus comunidades. También tiene a su disposición recursos e información para ayudarle a dejar el tabaco en línea en www.yesquit.org/espanol.htm.

Además de contar con el servicio de la Quitline, la posibilidad de que tenga éxito aumenta, dijo Harmonson, si habla con su doctor sobre medicación que le ayude a aminorar el deseo de usar tabaco y los síntomas de abstinencia.

El índice de adultos fumadores en Texas descendió por debajo del 20 por ciento por primera vez en 2006 quedando en 18.1 por ciento, por debajo de la media nacional de 20.2 por ciento. No obstante, más de 3 millones de tejanos siguen fumando y 24,000 de ellos mueren de enfermedades por tabaquismo al año.

El servicio de la Quitline está disponible todo el año, pero la demanda por lo general alcanza su punto crítico al iniciar el año, que es cuando los fumadores toman la resolución de dejar de usar tabaco.

“El año nuevo simboliza un nuevo inicio para mucha gente, pero hay ayuda disponible todo el tiempo”, aseveró Harmonson. “El primer paso es elegir la fecha para dejar el tabaco que le sea conveniente. Márquela en su calendario y haga la llamada telefónica”.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Emily Palmer, Suboficial de Prensa del DSHS, llamando al 512-458-7400).

Última actualización 23 de abril de 2012