Los funcionarios del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) advierten a la población que trate de mantenerse caliente sobre los peligros de la intoxicación por monóxido de carbono.

El monóxido de carbono (CO) es un gas invisible, sin olor y sin sabor altamente venenoso producido al quemar combustible como la gasolina, el gas natural, el queroseno, el carbón y la madera. En interiores, el CO puede provenir de una caldera de gas, un calentador de agua, una secadora de ropa, una cocina económica, un calentador eléctrico o de queroseno, una chimenea o una estufa de leña.

“Los problemas peligrosos por CO ocurren cuando se da mal mantenimiento a los aparatos domésticos o estos se usan incorrectamente,” dijo Kay Soper, especialista del DSHS en calidad del aire interior. “Los aparatos domésticos de gas y queroseno sin ventilación tienen el máximo potencial de producir niveles peligrosos de CO en el hogar”.

Los generadores portátiles que a veces se usan durante los apagones de luz también pueden ser un peligro por CO. “Se deben poner afuera de la casa y bien retirados de las puertas y las ventanas”, dijo Soper.

Las chimeneas de fuego intenso o mal ventiladas, los combustibles de quema lenta como el carbón y los escapes de los vehículos también son potencialmente peligrosos. Las casas nuevas y las casas recién remodeladas representan mayores riesgos de peligro por monóxido de carbono debido a que están mejor selladas que las casas más viejas.

En baja concentración, el CO causa fatiga a la gente saludable y dolor de pecho a los enfermos del corazón. En alta concentración, sin embargo, la inhalación del CO causa problemas de la vista y coordinación, dolor de cabeza, mareo, confusión, nausea y muerte. El DSHS ofrece estas precauciones para ayudar a prevenir la intoxicación por CO:

  • Asegúrese que todos los aparatos domésticos se instalen y usen de conformidad con las indicaciones del fabricante.
  • Haga que anualmente inspeccionen profesionalmente los sistemas de calefacción y ventilación.
  • No use un generador, un asador de carbón, una estufa de acampar ni ningún otro dispositivo de gasolina o carbón en el interior de la casa o afuera cerca de la ventana.
  • No use un calentador de gas o queroseno sin ventilación en los espacios cerrados, especialmente en las áreas de dormir.
  • Nunca deje el automóvil encendido en un garage cerrado o en un garage anexo a la casa aun con la puerta del garage abierto.

“Las personas con aparatos domésticos de gas deben invertir en un detector de monóxido de carbono operado con pilas”, dijo Soper. “Los detectores de CO pueden avisarle si los niveles de monóxido de carbono se vuelen tan altos que son peligrosos”.

Todas las personas que sospechen de síntomas de intoxicación de CO deben abrir las puertas y ventanas, apagar los aparatos domésticos de gas e irse para afuera. En casos graves de intoxicación por CO, marque el 911 para obtener servicios de emergencia.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse al respecto comuníquese con Emily Palmer, Suboficial de Información Pública del DSHS, al teléfono 512-458-7400.)

Última actualización 06 de diciembre de 2010