El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) ha cerrado las bahías de Aransas, Corpus Christi y Copano a la pesca de mariscos y ha emitido un retiro del mercado de ostiones, almejas y mejillones debido a la proliferación del alga.

Las autoridades del DSHS dijeron que se han encontrado altas concentraciones del organismo Dinophysis en varios lugares del área. La toxina producida por dicha proliferación de alga, el ácido okadaico, se puede acumular en el tejido de los mariscos y causar el envenenamiento diarreico por mariscos, también conocido como DSP, en las personas que consuman ostiones, almejas o mejillones. Cocinarlos no destruye la toxina.

Los mariscos pescados en dichas bahías a partir del 1 de marzo se incluyen en el retiro. Se recomienda a los consumidores que compraron mariscos a partir del 1 de marzo que no los coman. Las personas deben ya sea llamar a la tienda donde compraron los mariscos para determinar la fecha y el lugar de la pesca o deshacerse de ellos. La toxina no afecta a las demás especies de mariscos.

Las autoridades del DSHS dijeron que las pruebas preliminares indicaron que los niveles de ácido okadaico en las muestras de ostiones tomadas de las bahías excedieron las pautas federales. Los resultados finales de las pruebas estarán disponibles la próxima semana. El DSHS vigilará y determinará cuándo es seguro reabrir las áreas marisqueras.

Entre los síntomas del DSP están el vómito, la diarrea, la náusea y los retorcijones. Los síntomas, que normalmente duran dos a tres días, pueden empezar de 30 minutos a 12 horas después de haber comido mariscos que contengan la toxina. El DSP normalmente no es muy grave y generalmente no causa efectos duraderos. El DSHS no tiene conocimiento de ninguna enfermedad asociada a dicha proliferación de alga.

La Dinophysis se da naturalmente en las aguas oceánicas y los estuarios y no está relacionada con la polución. Típicamente no se encuentra en altas concentraciones en la costa del golfo de Texas. Las altas concentraciones pueden volver el agua color naranja o café. Las autoridades del DSHS dijeron no saber de ningún problema de salud asociado con que las personas estén en agua que contenga el alga.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse más a fondo comuníquese con Emily Palmer, DSHS Suboficial de Prensa del DSHS, al teléfono 512-458-7400 ó 512-844-1379).

Última actualización 06 de diciembre de 2010