Comunicado de prensa
21 de marzo, 2008

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas ha finalizado su investigación de seis enfermedades gastrointestinales ocurridas en el área de Bastrop la primera semana de marzo e informa no haber encontrado un foco de las enfermedades, ninguna otra enfermedad parecida ni prueba de que exista una amenaza de salud permanente.

Las pruebas de laboratorio del DSHS realizadas a muestras de los seis casos no detectaron ninguna toxina, ningún virus ni ninguna bacteria que pudo haber causado las enfermedades.

El 7 de marzo, tras haber sido notificado de las seis enfermedades, el DSHS emitió una alerta de salud en la que recomendaba a todos en el área con diarrea grave que buscaran atención médica.

Las pruebas iniciales de un laboratorio privado habían indicado que la toxina shiga era la causa de las enfermedades. Pero pruebas posteriores del laboratorio comercial y el laboratorio del DSHS en Austin dieron negativo para la toxina, que varios tipos de bacteria pueden producir.

Se han enviado muestras a un laboratorio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. para ver si pruebas más avanzadas pueden identificar algún organismo. Las pruebas del DSHS pueden detectar organismos vivos. Las pruebas de los CDC pueden detectar restos de un organismo muerto.

No se esperan los resultados de las pruebas de los CDC por varias semanas.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse más a fondo comuníquese con Doug McBride, Oficial de Prensa del DSHS, al teléfono 512-458-7524).

Última actualización 03 de octubre de 2013