Muchos tejanos continúan disfrutando las actividades al aire libre ya tarde en el verano y en los primeros días del otoño. Pero los oficiales del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) advierten que septiembre y octubre con frecuencia tienen el mayor número de casos de rabia confirmados por laboratorio.

El año pasado, en septiembre se informaron 114 casos de rabia, 93 de esos casos en murciélagos. El único mes con un total mayor fue marzo con 116 casos de los 969 casos del año. En 2006, se reportaron 120 casos de rabia en septiembre y otros 109 casos en octubre, la mayoría en murciélagos.

Aún cuando estos números pueden revelar información, los oficiales de salud del DSHS dicen que hay cosas que usted puede hacer para evitar la exposición al virus de la rabia.

"Lo más importante que las personas pueden hacer es tener a sus animales vacunados contra la rabia y tener las vacunas al día", dijo el Dr. Tom Sidwa, veterinario de DSHS que dirige la Subdivisión de Control de Zoonosis del departamento. "La ley del estado exige que usted haga que un veterinario vacune a sus perros y gatos contra la rabia".

El DSHS también ofrece estos consejos:

  • Tenga a los gatos y hurones adentro y tenga a los perros adentro o en un patio cercado.
  • Esterilice o castre a las mascotas para evitar a los animales no deseados que quizá no reciban la atención adecuada.
  • Enseñe a los niños a no jugar con un animal que no conocen, aún cuando el animal parece ser amistoso.
  • Evite a animales, ya sean domésticos y salvajes, que aparentan estar desorientados, sin temor o agresivos. Los animales nocturnos como los murciélagos, mapaches y zorrillos que andan activos durante el día pueden estar enfermos.
  • No toque a ningún animal salvaje que parezca enfermo o muerto. Llame al control de animales local o al departamento de salud local para que lo ayuden.
  • No atraiga a animales salvajes a su patio. Evite dejar la comida de las mascotas afuera y tenga la basura en recipientes cerrados.
  • No se acerque a los animales salvajes y nunca tenga a un animal salvaje como mascota.
  • Evite que los murciélagos entren al hogar donde puedan tener contacto con las personas o mascotas. Sin embargo, usted no puede contraer la rabia con sólo mirar a un murciélago a distancia.
  • Si encuentra a un murciélago en un cuarto con un niño solo, con una persona durmiendo o con alguien que no puede de manera confiable decir qué sucedió, salga del cuarto, cierre la puerta y llame a la autoridad de control de rabia local o al departamento de salud local para que capturen al murciélago y le hagan prueba de detección de rabia. No toque usted al murciélago.
  • Vacune contra la rabia a los hurones domésticos, a los perros lobos mixtos y al ganado, especialmente aquellos que están en contacto frecuente con humanos.

La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso central. Una vez que los síntomas de la rabia ocurren, es casi siempre mortal. Sin embargo, una serie de inyecciones tras la exposición, de darse a tiempo, puede prevenir el desarrollo de la rabia.

Los humanos y todos los animales de sangre caliente pueden contraer la rabia. Usted se puede infectar con el virus de la rabia por medio de la mordedura de un animal infectado. Aunque es raro, usted también puede contraer la rabia con la saliva de un animal infectado si ésta entra directamente en su nariz, ojos, boca o en una herida reciente.

La rabia es una urgencia médica no es una emergencia, pero las decisiones no se deben retardar. Si usted o alguien de su familia es mordido, el DSHS recomienda que usted:

  • Lave la herida inmediatamente y meticulosamente con jabón y agua tibia. Aplique un antiséptico si hay uno disponible.
  • Busque atención médica rápido si un animal lo muerde o si usted cree que haya estado expuesto a la rabia.

Su proveedor de atención de salud determinará si se necesita una serie de inyecciones contra la rabia. Informe sobre todas las mordeduras de animales a la autoridad de control de rabia local a la brevedad posible para que al animal se le pueda aislar o hacer pruebas si es necesario. Describa el tipo de animal, su tamaño y color lo mejor posible si todavía no se le ha capturado.

En Texas, los animales de mucho riesgo de padecer la rabia son los zorrillos, los murciélagos, los mapaches, los zorros y los coyotes.

En los Estados Unidos a los conejos, las liebres y a los roedores pequeños como las ardillas, las ratas, los ratones, los hámsters, los conejillos de indias, los gerbos y a las ardillas listadas, raramente se les encuentra con infección de rabia y no se conoce que causen rabia en humanos. En Texas, los animales domésticos que con más frecuencia se informa tienen rabia son los perros, los gatos, los caballos y el ganado.

-30-

(A los medios de comunicación: Para más información, comuníquese con Emily Palmer, suboficial de prensa de DSHS, 512-458-7400.)

 

Última actualización 06 de diciembre de 2010