El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) emite las siguientes precauciones de salud para las personas en las áreas donde han ocurrido inundaciones e interrupciones eléctricas como resultado del Huracán Ike.

Estas precauciones incluyen el prestar atención a los avisos locales sobre la seguridad de los suministros públicos de agua potable y descartar los alimentos que pudieran haberse echado a perder o haberse contaminado. Los oficiales también insisten que los generadores operados con carbón y gasolina no deberán utilizarse en interiores.

El DSHS continúa insistiendo a aquellos que evacuaron las áreas afectadas que esperen por una orden oficial de parte de las autoridades estatales o locales antes de regresar a sus casas.

Agua:

  • Vea y escuche los anuncios de los medios de comunicación sobre la seguridad de los suministros públicos de agua potable. Siga las alertas de “hervir el agua” que las compañías de agua locales o la Comisión de Calidad Ambiental de Texas pudieran emitir. No beba agua de fuentes desconocidas.
  • La gente bajo alerta de hervir el agua y las personas con pozos de agua privados que pudieron haberse contaminado con el agua de las inundaciones, únicamente deben usar agua embotellada, hervida o tratada hasta que se analice el agua y se determine que es segura.
  • Al hervir el agua para beber, deje que hierva al menos por un minuto. El agua también se puede desinfectar con cloro o yodo (siga las instrucciones del envase) o con blanqueador normal para el hogar —un octavo de cucharadita cafetera (alrededor de ocho gotas) por galón de agua. Esterilice los envases de agua y los utensilios para beber con una solución de blanqueador para el hogar.

Alimentos:

  • No consuma alimentos que hayan estado en contacto con agua de la inundación.
  • Si se cortó la electricidad, los alimentos refrigerados podrían estar echados a perder. Deseche todos los alimentos que hayan estado a temperatura ambiente por más de dos horas o que tengan un olor o color inusual. Es posible que sea seguro consumir o volver a congelar los alimentos de congeladores que se hayan descongelado si aún están parcialmente congelados o están igual de fríos como si estuvieran refrigerados.
  • A los bebés que beben fórmula se les debe dar fórmula lista para beber o fórmula en polvo preparada por usted con agua potable embotellada.
  • Lávese las manos con agua desinfectada y jabón antes de comer o manipular los alimentos, después de hacer la limpieza y después de manipular artículos contaminados con agua de las inundaciones.

Peligros ambientales:

  • Es posible que las víboras y los demás animales salvajes busquen refugio en los árboles, las casas y los vehículos. Estos se pueden herir con frecuencia durante lluvias y viento fuerte. No manipule a ningún animal salvaje. Busque tratamiento inmediato si le muerde, pica o hiere algún animal. Tenga cuidado con las mascotas desplazadas.
  • Vuelva a su casa con la luz del día para tener mejor visibilidad y tenga cuidado con fuentes de energía inseguras. No use linternas ni antorchas hasta que el lugar esté seguro sin fugas de gas.
  • El agua estancada tras las inundaciones se vuelve ideal para que los mosquitos se reproduzcan. Drene toda el agua estancada y vacíe el agua de los objetos exteriores como llantas viejas, latas y platos para macetas. Protéjase con un repelente de insectos apropiado.
  • No permita que entre nadie a su casa mientras esté inundada a menos que el interruptor de la luz principal esté apagado.
  • Calce zapatos en las áreas inundadas para reducir la posibilidad de punciones o cortes por clavos y otros objetos punzocortantes contaminados.

Precauciones médicas:

  • Las personas con heridas por punciones o cortes expuestas al agua de las inundaciones podrían correr el riesgo de contraer tétano y es posible que necesiten la vacuna antitetánica para evitar la infección.

Precauciones generales:

  • No permita que los niños jueguen en el agua o cerca del agua de las inundaciones o en los desagües de tormentas.
  • Desinfecte todos los muebles, la madera y las demás superficies del hogar que se hayan inundado.
  • Lávese las manos frecuentemente al hacer la limpieza para evitar que las áreas limpias se vuelvan a contaminar.
  • Para evitar las reacciones alérgicas y los demás problemas de salud causados por el moho, reemplace los paneles de mampostería sin mortero porosos dañados por las inundaciones (desde al menos 12 pulgadas arriba de hasta donde llegó el agua).
  • Desinfecte los juguetes de los niños con una solución de una taza de cloro por cinco galones de agua.
  • Para evitar producir gases tóxicos, no mezcle cloro con productos que contengan amoníaco.
  • Para evitar la intoxicación por monóxido de carbono no queme carbón ni utilice bombas o generadores de gasolina en interiores.
  • Trate de descansar y conservar la energía y evite el estrés por calor. Las personas con afecciones cardiacas y otras enfermedades deben evitar esfuerzos extenuantes.

-30-

(A los medios de comunicación: para más información comuníquense con Luis Morales, Director de Comunicaciones del DSHS, Austin, 512-458-7400.)

Última actualización 06 de diciembre de 2010