El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) advierte a las personas que no utilicen ningún alimento, fármaco, artefacto médico o cosmético que haya sido descartado por las tiendas o farmacias ya que quizá éstos se hayan contaminado o dañado durante el Huracán Ike.

El DSHS ha recibido informes sobre algunas tiendas que han descartado alimentos, fármacos, artefactos médicos o cosméticos dañados durante la tormenta. Estos productos, quizá hayan estado expuestos al calor extremo, a las aguas de la inundación, a la humedad o estén dañados materialmente y podrían causar enfermedad o lesión si se consumen o utilizan.

Según los oficiales del DSHS, todos los productos alimenticios, fármacos, cosméticos y artefactos médicos que hayan estado expuestos a condiciones anormales deberán ser destruidos, devueltos a sus fuentes autorizadas o transferidos a un comerciante autorizado en mercadería recuperada. Estos artículos en mala condición no deberán estar a la disposición del público y no se deben mover fuera de Texas sin la autorización del DSHS.

Los negocios que necesiten ayuda con los productos alimenticios recuperados deberán comunicarse al DSHS al (512) 834-6670. Los negocios que necesiten ayuda con los fármacos, artefactos médicos o cosméticos recuperados deberán llamar al DSHS al (512) 834-6755.

-30-

(A los medios de comunicación: Para más información comuníquense con Emily Palmer, Suboficial de Prensa del DSHS, 512-458-7400 ó 512-532-4969.)

Última actualización 06 de diciembre de 2010