Comunicado de prensa
22 de enero de 2009

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas ha emitido una alerta en la que advierte a la población que limite su consumo de róbalo (largemouth bass) del Lago Madisonville.

La alerta se emitió después de que pruebas de laboratorio indicaran niveles elevados de mercurio en la especie. No se incluye ninguna otra especie de pez del lago en la advertencia.

Los adultos deben limitar su consumo de róbalo a no más de dos porciones de 8 onzas al mes. Los niños menores de 12 años deben limitar su consumo a no más de dos porciones de 4 onzas al mes. Las mujeres lactantes, embarazadas o que pudieran quedar embarazadas no deben consumir róbalo del Lago Madisonville.

La ingestión regular de metilo-mercurio, el compuesto de mercurio en el pez, puede dañar el cerebro y el sistema nervioso humanos. Los niños pequeños en particular corren riesgo. El cerebro y el sistema nervioso de un feto en desarrollo pueden dañarse permanentemente si la futura mamá come alimentos que contengan niveles elevados de mercurio durante el embarazo.

El mercurio es un elemento que se produce naturalmente que llega al aire y al agua mediante la acción de los elementos climáticos en la corteza terrestre, la quema de combustibles fósiles y ciertas liberaciones y emisiones industriales.

No hay riesgo de envenenamiento por mercurio por pescar, hacer esquí acuático o nadar en el Lago Madisonville.

El Lago Madisonville está en la ciudad de Madisonville, en el condado de Madison, en el este central de Texas.

-30-

( A los medios de comunicación: para informarse a fondo comuníquese con Carrie Williams, Suboficial de Prensa del DSHS, al teléfono 512-458-7400).

Última actualización 26 de agosto de 2010