Comunicado de prensa
12 de febrero de 2009

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas ordenó hoy a la Peanut Corporation of America que retire todos los productos que llegó a enviar desde su planta de Plainview. La orden se dio después de que se descubrieran ayer roedores muertos, excremento de roedor y plumas de ave en un espacio de acceso arriba del área de producción durante una inspección a fondo del DSHS.

Durante la inspección también se encontró que el sistema de manejo del aire de la planta no estaba completamente sellado y estaba llevando desechos del espacio de acceso infestado hacia las áreas de producción de la planta, dando lugar así a la adulteración de los productos alimenticios expuestos.

El DSHS también ordenó a la planta, que inició sus operaciones en marzo de 2005, que dejara de producir y distribuir productos alimenticios. Aunque los funcionarios de la planta cesaron operaciones voluntariamente la noche del lunes, la orden del DSHS prohíbe a la planta que reabra sin la aprobación del DSHS.

El Estado permite que el DSHS emita tales órdenes cuando existan condiciones que representen "… una grave amenaza inmediata a la vida o la salud humana".

Se están haciendo pruebas de laboratorio a muestras alimentarias y ambientales de la planta, pero los funcionarios del DSHS dijeron que las órdenes de hoy no dependen del hallazgo de Salmonella u otros organismos causantes de enfermedades.

Las órdenes las firmó el director del DSHS David Lakey, M.D.

-30-

(A los medios de comunicación: para informarse a fondo comuníquese con Doug McBride, Oficial de Prensa del DSHS, llamando al 512-458-7524).

Última actualización 26 de agosto de 2010