• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

Cachorro rabioso provoca búsqueda de contactos

Comunicado de prensa
23 de abril de 2010

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas y los funcionarios locales están tratando de localizar a todo aquel que pudo haber tenido contacto con un grupo de cachorros Pit Bull de raza mixta del Refugio de Animales Amigos de Gonzalez en Gonzales. La prueba del cachorro después resultó positiva para la rabia.

El cachorro era uno de los cuatro que se dejaron en el estacionamiento del lote Ventas de Trailer del Sur de Texas (South Texas Trailer Sales) por una persona desconocida el 10 de abril. Los cachorros fueron recogidos por las autoridades de control de animales más tarde ese anochecer y fueron llevados al refugio. Los funcionarios del DSHS dicen que el cachorro se infectó con el virus de la rabia antes de ir al refugio y empezó a mostrar signos de enfermedad al poco tiempo después. A los otros tres cachorros se les está deteniendo en aislamiento.

El cachorro, al cual se le hizo la eutanasia, pesaba aproximadamente 12 libras y tenía marcas color canela y blanco.

El DSHS y las autoridades locales están buscando a todo aquel que pudo haber tenido contacto con los cachorros en el estacionamiento o en el refugio en cualquier momento desde el 10 de abril hasta el 23 de abril. Ellos podrían estar en riesgo de haberse expuesto a la rabia.

Las personas que pudieran haber tenido contacto con el cachorro deben hablar con un médico para determinar si su exposición justifica una serie de vacunas de prevención de la rabia. Todo aquel con información sobre el dueño original de los cachorros o que crea haber tenido contacto con el cachorro, se le insiste que llame al DSHS al 210-949-2121.

El virus de la rabia con mayor frecuencia se transmite a los humanos mediante las mordeduras de animales, pero la transmisión puede ocurrir de otras formas que permiten que la saliva de un animal infectado entre al cuerpo de la persona por cortes, rasguños o heridas que están abiertas o por las membranas mucosas de la boca, los ojos o la nariz.

Las vacunas postexposición pueden impedir que se desarrolle la rabia si se ponen a tiempo. Una vez que los síntomas de la rabia ocurren en los humanos, la rabia casi siempre es mortal.

Gonzales se encuentra como a unas 60 millas al sureste de Austin y a 75 millas al este de San Antonio.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Christine DeLoma, Subjefa de Prensa del DSHS, 512-971-4234.)

Con la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 27 de diciembre de 2013