• Visión: Un Texas sano

    Misión: Mejorar la salud y el bienestar en Texas
  • Texas 211

El DSHS aconseja a los consumidores hagan caso al retiro de huevos con cascarón de Wright County Egg Farm

Comunicado de prensa
19 de agosto, 2010

Se recuerda a los consumidores y preparadores alimenticios que cocinen bien los huevos

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas aconseja a los consumidores que no coman huevos de Wright County Egg Farm porque podrían estar contaminados con Salmonela enteritidis, una bacteria que podría causar graves problemas de salud.

El 13 de agosto la compañía Wright County Egg Farm emitió un retiro voluntario de huevos de sus instalaciones en Galt, Iowa. Los huevos de Wright County Egg Farm se envían a Texas vía un distribuidor intermediario o más. Los huevos de Wright County Egg Farm se empacan bajo varias marcas. Encontrará la lista completa en el sitio web de la FDA: www.fda.gov/Safety/Recalls/ (contenido en inglés)

El DSHS y los departamentos de salud locales están colaborando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Administración de Alimentos y Fármacos de los EE.UU. y funcionarios de salud pública de muchos estados para investigar las infecciones por Salmonela enteritidis, una enfermedad alimentaria diarreica. Algunos de estos casos podrían estar relacionados con la compañía Wright County Egg Farm que distribuye huevos nacionalmente.

Desde mediados de mayo ha habido más de 150 infecciones por Salmonela enteritidis en más de 40 condados por todo el estado. La investigación continúa para determinar si los productos de Wright County Egg Farm están relacionados con las enfermedades. El DSHS y los departamentos de salud locales están trabajando para identificar a minoristas específicos que pudieran vender huevos de Wright County Egg Farm. Ninguna granja productora de huevos de Texas ha estado implicada en este brote.

Los consumidores que crean haber comprado los huevos con cascarón retirados no deben comerlos y deben tirarlos. Los restaurantes deben usar huevo pasteurizado en recetas en las que el huevo no pueda cocinarse bien como la de salsa holandesa y el aderezo de ensalada César.

Las personas infectadas con Salmonela enteritidis normalmente tienen fiebre, retorcijones abdominales y diarrea a partir de las 12 a las 72 horas de haber consumido alimentos o bebidas contaminados, que duran de 4 a 7 días. En las personas mayores, los bebés y aquellos con el sistema inmunológico afectado, podrían ocurrir enfermedades más graves y hasta la muerte.

La mejor protección contra la salmonelosis para el consumidor es el manejo y cocimiento seguro de los alimentos. Se puede reducir el riesgo de infección por Salmonela enteritidis por el huevo haciendo lo siguiente:

  • Los huevos deben cocinarse hasta que tanto la clara como la yema estén firmes, y deben comerse inmediatamente después de cocinarse.
  • Mantenga los huevos refrigerados a ≤ 45˚ F (≤7˚ C) todo el tiempo.
  • Tire los huevos rotos o sucios.
  • Coma los huevos inmediatamente después de cocinarlos. No mantenga los huevos tibios o a temperatura ambiente por más de 2 horas.
  • Evite los platillos de restaurante hechos con huevo crudo o poco cocido, sin pasteurizar. Los restaurantes deben usar huevos pasteurizados en todas sus recetas (como la salsa holandesa y el aderezo de ensalada César) que requieran huevo crudo.
  • Si tiene dudas sobre alguno de los platillos del menú, pregúntele al mesero si contiene huevo crudo o poco cocido sin pasteurizar.
  • Hay que evitar consumir huevo crudo o poco cocido, especialmente los niños pequeños, las personas mayores y las personas con el sistema inmunológico debilitado o con enfermedades debilitantes. Deben usarse huevos pasteurizados.

Otras formas de evitar la salmonelosis por huevo son:
Prevenir la contaminación cruzada.

  • Mantenga los huevos, la carne, las aves y los mariscos crudos separados de los demás alimentos.
  • Use una tabla para cortar diferente para la carne, las aves y los mariscos, de ser posible.
  • Lávese las manos y lave las tablas para cortar, los trastos, los utensilios y las encimeras con agua caliente y jabón después del contacto con huevo, carne, aves o mariscos crudos.
  • No ponga los alimentos cocinados en platos en que tuvo carne, aves o mariscos crudos.

-fin del boletín-

(Contacto mediático: Christine Mann, Subjefa de Prensa del DSHS, 512-458-7511).

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 27 de diciembre de 2013