• Visión: Un Texas sano

    Misión: Mejorar la salud y el bienestar en Texas
  • Texas 211

El DSHS combate la rabia con lanzamiento aéreo de vacuna

Comunicado de prensa
3 de enero, 2011

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas empezará esta semana su programa anual de lanzamiento aéreo de carnada con vacuna contra la rabia en partes del sur y oeste de Texas en el esfuerzo continuo por proteger a las personas y la ganadería contra la rabia. Los aviones despegarán en aeropuertos de Zapata y Fort Stockton alrededor del amanecer el jueves 6 de enero y lanzarán alrededor de 2.35 millones de dosis de la vacuna contra la rabia en las próximas semanas como parte del Programa de Vacunación Oral Contra la Rabia del DSHS.

"Este método ha tenido gran éxito", dijo el veterinario Ernest Oertli, el director del programa de vacunación. "No hemos visto ni un solo caso humano de rabia en las áreas cubiertas por el programa desde que éste empezó en 1995, y el número de casos en animales ha bajado dramáticamente".

Los casos de rabia de cepa canina en animales en el sur de Texas bajaron de 122 en 1994 a cero en 2000. Desde entonces ha habido casos únicos en 2001 y 2004. Los casos de cepa de zorro, prevalentes en el oeste de Texas, bajaron de 244 casos en animales en 1995, el año antes de que el proyecto se ampliara a esa área, a cero durante los primeros 11 meses de 2010.

"Hemos eliminado en efecto estas dos cepas de rabia de Texas", dijo Oertli. "Ahora nuestra meta es prevenir que se vuelvan a introducir conforme los animales entran y salen del estado".

La dosis de vacuna está dentro de un pequeño paquete cubierto ya sea con harina de pescado o dentro de un pequeño bloque hueco de harina de pescado. Las carnadas no representan ningún riesgo para los humanos, pero las personas deben evitar manipularlas ya que el contacto humano hace menos probable que los animales salvajes se coman las carnadas.

La rabia es un virus mortal que se propaga mediante la saliva de los animales infectados, normalmente por mordedura. La prevención de la rabia es crítica porque una vez que las personas o los animales presenten síntomas, la enfermedad casi siempre es mortal.

El DSHS insta a que todas las personas vacunen a sus mascotas contra la rabia según exige la ley. Vacunar a los animales domésticos es esencial para detener la propagación de la rabia.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Subjefe de Prensa del DSHS, 512-458-7753)

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 27 de diciembre de 2013