• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS insta a tomar precauciones para reducir la exposición al virus del Nilo Occidental

Comunicado de prensa
27 de julio, 2012

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas insta a la gente a tomar precauciones para reducir el riesgo de contraer el virus del Nilo Occidental, que a su vez causa la enfermedad transmitida por los mosquitos del mismo nombre. La gente debería usar repelente de insectos cuando esté en exteriores y evitar ir afuera al amanecer y al anochecer.

Ha habido un número de casos humanos de virus del Nilo Occidental mayor de lo normal en Texas este año debido al invierno cálido y las lluvias recientes, particularmente en la región del norte de Texas. Se informó al DSHS que ha habido 111 casos humanos de virus del Nilo Occidental y una muerte en todo el estado este año. 71 de ellos fueron casos de enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental y los otros 40 de fiebre del Nilo Occidental. Aproximadamente el 80 por ciento de los casos fueron en residentes de los condados de Dallas, Collin, Tarrant y Denton.

En cada uno de los últimos 10 años, se informó al DSHS para estas alturas del año de 49 casos en promedio, que abarcaban desde un mínimo de 3 casos en 2011 hasta un máximo de 171 casos en 2006.

Los humanos pueden contraer el virus del Nilo Occidental por medio de piquetes de mosquitos. El virus infecta a los mosquitos cuando estos se alimentan de la sangre de aves infectadas. El virus puede causar enfermedades graves o la muerte. Los síntomas de la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental incluyen tortícolis, problemas de la vista, temblores del cuerpo, confusión mental, pérdida de la memoria y ataques. La forma más leve de la enfermedad es la fiebre del Nilo Occidental. Sus síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de los huesos, náusea y somnolencia.

La gente que tiene la forma más leve de la enfermedad típicamente se recupera por sí sola, aunque los síntomas podrían durar varias semanas. Hasta un 80 por ciento de la gente infectada con el virus del Nilo Occidental no tiene síntomas y se recupera por sí sola.

La intensidad de la actividad del virus del Nilo Occidental en Texas fluctúa año con año y depende de varios factores, incluido el clima, el número de aves y mosquitos que portan y propagan el virus y la conducta humana. La temporada puede durar hasta la primera helada del año.

No hay medicinas que traten ni vacunas que prevengan la infección del virus del Nilo Occidental. La gente mayor de 50 años de edad y aquellas personas cuyo sistema inmunológico está comprometido corren mayor riesgo de enfermarse gravemente al infectarse con el virus. Si los síntomas que tiene son motivo de preocupación, debe contactar a su proveedor de salud.

Para reducir la exposición al virus del Nilo Occidental:

  • use un repelente de insectos aprobado cada vez que vaya afuera y siga las instrucciones de la etiqueta. Los repelentes de insectos que están aprobados contienen DEET, picaridina o aceite de eucalipto de limón.
  • drene regularmente el agua estancada, incluida el agua que se acumula en las latas vacías, las llantas, las cubetas, los conductos de desagüe del agua de lluvia obstruidos y los platos que tenga debajo de las macetas. Los mosquitos se reproducen en el agua estancada.
  • vista ropa de manga larga y pantalones largos al amanecer y anochecer, que es cuando los mosquitos están más activos.
  • use el aire acondicionado o asegúrese de que todas las puertas y ventanas tengan mosquitero para evitar que los mosquitos entren a su casa.

Para obtener más estadísticas sobre el virus del Nilo Occidental, visite www.dshs.state.tx.us/idcu/disease/arboviral/westNile/.

-fin del comunicado-

Nota: como los departamentos de salud locales informan de los casos humanos de virus del Nilo Occidental al DSHS, ellos podrían tener el último número de casos nuevos en sus respectivas áreas.

(Contacto mediático: Christine Mann, Subjefa de Prensa del DSHS, 512-776-7511).

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 30 de diciembre de 2013