• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS lanza prueba que puede salvarle la vida a los recién nacidos

Boletín de prensa
29 de noviembre, 2012

QUÉ: El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas celebrará la ceremonia inaugural que marcará la incorporación de la inmunodeficiencia combinada grave, o SCID, a la lista de enfermedades para las que se hacen pruebas a todos los bebés en Texas de recién nacidos.

CUÁNDO: Mediodía del viernes, 30 de noviembre, 2012

DÓNDE: State Laboratory Building, 1100 West 49th St., Austin

MAPA DEL ESTACIONAMIENTO: www.dshs.state.tx.us/visitor/complex.shtm

DETALLES: El evento incluirá los comentarios de funcionarios de salud estatales y Jennifer García, la madre de Cameron García, quien murió de SCID en marzo de 2011. La Sra. García abogó por agregar la SCID a la lista de trastornos para los que se hacen pruebas a todos los bebés en Texas de recién nacidos. La ronda de comentarios tendrá lugar cerca del equipo a ser usado para las pruebas de detección temprana de dicho trastorno.

ANTECEDENTES: El laboratorio del DSHS empezará a hacer las pruebas de detección temprana de SCID el 1 de diciembre usando las mismas muestras obtenidas para las pruebas de detección temprana a recién nacidos de otros 28 trastornos poco comunes. La SCID es un grupo de trastornos genéticos que causan profundos defectos en el sistema inmunológico, la línea de defensa del cuerpo contra todo tipo de infecciones. La SCID es uno de los problemas más críticos del sistema inmunológico y se calcula que ocurre en uno de cada 40,000 a uno de cada 100,000 recién nacidos. Si no se trata, la mayoría de los niños afectados mueren el primer año de vida.

Texas opera el programa más extenso de pruebas de detección temprana a recién nacidos en la nación, con pruebas a alrededor de 800,000 muestras al año. La sangre a someterse a pruebas se saca con un simple pinchazo al talón en las 48 horas siguientes a haber nacido el bebé y otra vez a una a dos semanas de edad. La prueba ofrece la oportunidad de detectar enfermedades que, de no abordarse a tiempo, causarían graves problemas como retrasos en el desarrollo, enfermedades graves o la muerte.

-fin del boletín-

(Contacto mediático: Carrie Williams, Directora de Relaciones Mediáticas, 512-776-7119 ó 512-965-7198).

Última actualización 30 de noviembre de 2012