• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

La pertusis provoca alerta sanitaria en Texas

Comunicado de prensa
3 de septiembre, 2013

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas insta a las personas a que se aseguren de vacunarse contra la pertusis después de que pronósticos indicaran que se proyecta que el número de personas afectadas por la enfermedad mortal alcance el nivel más alto en más de 50 años.

“Es sumamente preocupante. Si se siguen diagnosticando casos al ritmo actual, veremos el mayor número de casos en Texas desde la década de 1950”, dijo la Dra. Lisa Cornelius, directora médica de enfermedades infecciosas del DSHS. "Ya que la pertusis es altamente infecciosa y puede causar graves complicaciones, particularmente en los bebés, las personas deben tomarla en serio".

El DSHS emitió una alerta sanitaria hoy en la que hace recomendaciones a los doctores sobre el diagnóstico y el tratamiento de la pertusis. El departamento estatal de salud además les recomienda enfáticamente a las personas que se aseguren de que sus hijos estén al día en sus vacunas y de ellas mismas estarlo. No obstante los bebés son los que corren mayor riesgo, la pertusis puede darles a personas de todas las edades.

El DSHS ha informado de casi 2,000 casos de pertusis en lo que va del año, y el total anual probablemente sobrepase la cifra alta reciente de 3,358 casos en 2009. Además en Texas ha habido dos muertes relacionadas con la pertusis este año, en ambos casos de bebés demasiado pequeños para ser vacunados.

Para que estas puedan proteger mejor a sus bebés, el DSHS recomienda que las mujeres embarazadas reciban una dosis de la vacuna contra la pertusis en cada embarazo, de preferencia entre las 27 y las 36 semanas del embarazo. Eso ayudará a proteger al bebé antes de que este pueda iniciar su serie de vacunación a los 2 meses de edad y ayudará a evitar que la madre se enferme e infecte al bebé. Los padres, los hermanos, la familia extensa, los proveedores médicos y las demás personas que estarán cerca del recién nacido deben también vacunarse. A muchos bebés los contagian de tos ferina los adultos o sus hermanos o hermanas mayores sin ellos mismos saber que tienen la enfermedad. Aunque normalmente los síntomas en los adolescentes y los adultos son más leves, la pertusis puede poner la vida de los bebés en peligro por estos correr riesgo de tener apnea, una interrupción en la respiración.

La pertusis es una infección bacteriana que a menudo empieza con síntomas parecidos a los del resfriado y una leve tos. A la semana o las dos semanas, puede empezarle a la persona una tos grave que puede durar varias semanas. Puede haber accesos de tos seguidos de vómito o un sonido de silbido, razón por la cual la enfermedad lleva el nombre de tos ferina. La persona infectada propaga la pertusis en el aire fácilmente al respirar, toser o estornudar. Las personas con pertusis son más contagiosas cuando tienen síntomas parecidos a los del resfriado y en las primeras dos semanas después de haberles empezado la tos.

Las personas que tengan tos por tiempo prolongado para la que no encuentren explicación alguna o que hayan tenido contacto cercano con alguien que tiene pertusis deberían comunicarse con su proveedor de salud. El diagnóstico temprano y el tratamiento podrían reducir la gravedad de los síntomas y acortar el periodo de contagio. Se exige que los doctores que sospechen que alguno de sus pacientes está infectado con pertusis informen al departamento de salud local en un día hábil a más tardar. Los pacientes que tengan pertusis deberían no regresar al trabajo o a la escuela hasta haber finalizado un tratamiento con antibióticos de cinco días.

Se insta a los padres a que revisen los registros de vacunación de sus hijos y se aseguren de que estos estén completamente vacunados contra la pertusis y deberían mantener a los bebés, particularmente los menores de 6 meses de edad, alejados de las personas que tengan tos. Los adultos deberían hablar con su proveedor médico respecto a recibir una dosis de refuerzo de la vacuna Tdap.

La alerta sanitaria completa, incluido un enlace a las recomendaciones de vacunación para todas las edades, está disponible en www.dshs.state.tx.us/news/releases/Pertussis-Health-Alert-090313-sp.aspx

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Jefe de Prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 04 de septiembre de 2013