• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS emite alerta de consumo de pescado para aguas costeras de Texas

Comunicado de prensa
7 de mayo, 2013

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas ha emitido una alerta en la que advierte a la gente que no consuma o limite su consumo de ciertas especies de pescado provenientes de todas las aguas costeras de Texas por tener niveles peligrosos de mercurio.

Las mujeres en edad fértil, incluidas las mujeres que amamantan, y los niños menores de 12 años de edad no deberían consumir ciertas especies de pescado provenientes de la costa de Texas. En la alerta se recomienda que las mujeres que ya no están en edad fértil y los hombres adultos limiten su consumo de pescado de esta área a no más de una o dos comidas al mes. Una comida equivale a 8 onzas de pescado. (Encontrará recomendaciones específicas en el siguiente gráfico).

La alerta se emitió después de que pruebas revelaran que las especies de pescado provenientes del noroeste del Golfo de México que fueron examinadas contenían mercurio en concentraciones que sobrepasaban las pautas de salud del DSHS de 0.7 mg/kg para las siguientes especies: tiburón (todas las especies), atún de aleta negra, pez aguja azul (o blue marlin), bonito (o little tunny), jurel (o crevalle jack), carito (o king mackerel), pez espada y peto (o wahoo). El consumo regular o a largo plazo de estas especies de pescado podría tener efectos adversos graves en la salud.

El mercurio es un elemento que ocurre naturalmente y también puede ser subproducto de la actividad humana. De consumirse regularmente, puede ser perjudicial para el sistema nervioso central, particularmente en los niños, incluidos aquellos expuestos antes de nacer. Los síntomas de la exposición prolongada incluyen el daño al hígado, el hormigueo en la piel, la pérdida de coordinación, los problemas de la vista y audición, arrastrar las palabras y otros tipos de daños al cerebro y al sistema nervioso.

Especies afectadas

Mujeres en edad fértil y niños menores de 12 años de edad

Mujeres que ya no están en edad fértil y hombres adultos

Atún de aleta negra

NO LO COMA

2 comidas/mes

Pez aguja azul

NO LO COMA

NO LO COMA

Bonito

NO LO COMA

2 comidas/mes

Jurel

NO LO COMA

2 comidas/mes

Carito de menos de 35 pulgadas

NO LO COMA

1 comida/semana

Carito de más de 35 pulgadas

NO LO COMA

2 comidas/mes

Tiburón (todas las especies)

NO LO COMA

2 comidas/mes

Pez espada

NO LO COMA

2 comidas/mes

Peto

NO LO COMA

2 comidas/mes

Las mujeres en edad fértil y los niños menores de 12 años de edad o que pesen menos de 75 libras deben tener precaución si van a comer cobia grande o atún de aleta amarilla grande. Aunque las concentraciones medias de mercurio en estas especies de pescado no sobrepasan las pautas de protección de la salud humana del DSHS, datos limitados sobre el mercurio indican que el comer cobia grande o atún de aleta amarilla grande significa una amenaza importante para la salud.

Especies afectadas

Para ver el mapa, la alerta y otra información sobre las pruebas hechas a dichas especies de pescado, vaya a www.dshs.state.tx.us/seafood.

Nota: ya había alertas vigentes para el pez aguja azul, el pez espada y el carito provenientes de la costa de Texas. Las recomendaciones de consumo de estas especies de pescado se incluyen en el gráfico anterior.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Subjefe de Prensa del DSHS, 512-776-7753).

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 30 de diciembre de 2013