• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS insta a tomar precauciones para reducir la exposición al virus del Nilo Occidental

Comunicado de prensa
24 de mayo, 2013

Con la llegada del Día de los Caídos y el hecho de que la gente está pasando más tiempo en exteriores, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas insta a la gente a que tome precauciones para reducir el riesgo de contraer el virus del Nilo Occidental (o WNV), una enfermedad transmitida por mosquitos.

El año pasado, Texas informó de 1,868 casos humanos de enfermedad del Nilo Occidental, incluidas 89 muertes. Los funcionarios de salud estatales dijeron que no hay forma de predecir la gravedad de la temporada este año. La intensidad de la actividad del WNV en Texas fluctúa año con año y depende de varios factores, incluido el clima, el número de aves y mosquitos que portan y propagan el virus y la conducta humana. La temporada puede durar hasta la primera gran helada del año.

Para reducir la exposición al WNV:

  • use un repelente de insectos aprobado cada vez que vaya afuera y siga las instrucciones en la etiqueta. Entre los repelentes aprobados por la EPA, están los que contienen DEET, picaridina, IR3535 o aceite de eucalipto de limón.
  • drene con regularidad el agua estancada, incluida el agua que se acumule en las latas vacías, las llantas, las cubetas, los desagües del agua de lluvia que estén obstruidos y las bases de las macetas. Los mosquitos transmisores del WNV se reproducen en el agua estancada.
  • vista ropa de manga larga y pantalones largos al amanecer y al anochecer, que es cuando los mosquitos están más activos.
  • use aire acondicionado o asegúrese de que todas las puertas y ventanas tengan mosquitero para evitar que los mosquitos entren a su casa.

Los síntomas del tipo más leve de la enfermedad, la fiebre del Nilo Occidental, pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y de articulaciones, náusea y fatiga. La gente que tiene fiebre del Nilo Occidental típicamente se recupera por sí sola, aunque los síntomas podrían durar varias semanas. Los síntomas del tipo más grave, la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental, pueden incluir los típicos de la fiebre del Nilo Occidental además de tortícolis, estupor, desorientación, temblores, convulsiones, debilidad muscular y parálisis. Hasta un 80 por ciento de las personas que están infectadas con el virus no llegan a tener síntomas.

No hay medicinas que traten ni vacunas que prevengan la infección del virus del Nilo Occidental. La gente mayor de 50 años de edad y aquellas personas que tengan otros problemas de salud corren mayor riesgo de enfermarse gravemente o morir al infectarse con el virus. Si tiene síntomas y sospecha que está infectado con el virus del Nilo Occidental, debe contactar a su proveedor de salud.

El brote del año pasado no tuvo precedentes y llevó a los funcionarios de salud estatales a mejorar su capacidad de respuesta. El DSHS ha implementado planes para cambiar rápidamente a un tipo de prueba para mosquitos más rápida y redoblar su capacidad de hacer pruebas en caso de que pareciera haber otra situación de brote inminente. El DSHS usará un sistema de vigilancia de enfermedades electrónico que permite que las entidades locales presenten casos y verifiquen el estado de los casos de virus del Nilo Occidental electrónicamente de una forma más eficiente. El DSHS seguirá atendiendo las solicitudes de información de las comunidades locales conforme estas vayan desarrollando planes de respuesta relacionados con el virus del Nilo Occidental y dará consideración a las actividades de respuesta basándose en datos de vigilancia local de los mosquitos y el número de casos humanos.

No hay casos humanos confirmados de virus del Nilo Occidental en lo que va del año. Los números de casos de virus del Nilo Occidental se publicarán cada semana en www.dshs.state.tx.us/news/updates.shtm.

-fin del comunicado-

Nota: Como los departamentos de salud locales informan de los casos humanos de virus del Nilo Occidental al DSHS, ellos podrían tener el último número de casos nuevos en sus respectivas áreas.

(Contacto mediático: Christine Mann, Subjefa de Prensa del DSHS, 512-776-7511).

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 30 de diciembre de 2013