• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS intensifica medidas antirrábicas después de prueba positiva

Comunicado de prensa
30 de mayo, 2013

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas está aumentando la vigilancia de la rabia y distribuyendo vacunas antirrábicas para la fauna en un área centrada en los límites de los condados de Concho y McCulloch, donde este mes la prueba de detección de la rabia del zorro de Texas hecha a una vaca salió positiva.

En tanto que no es inusual que haya casos de rabia animal en Texas, el último caso de rabia del zorro de Texas fue detectado en mayo de 2009. El exitoso programa de vacunación oral antirrábica del DSHS ha eliminado la mortal enfermedad de la rabia tipo canina y prácticamente ha eliminado la rabia del zorro en los últimos 18 años.

Las dosis de vacunas antirrábicas serán distribuidas por helicóptero en áreas rurales de los condados de Concho, Mason, McCulloch, Menard y el extremo sur del condado de Coleman a partir del lunes, 3 de junio. La vacuna está encapsulada en un pequeño paquete plástico cubierto con harina de pescado para atraer a la fauna para que esta la coma. Aunque se ha demostrado que la vacuna es segura para más de 60 especies animales y que no constituye ningún peligro para los humanos, la gente debería evitar manipular las carnadas con vacuna ya que el contacto humano hace menos probable que los animales las coman.

Los funcionarios de salud además le están pidiendo a la gente de los condados de Concho, Mason, McCulloch, Menard y los 14 condados aledaños que sea consciente de los peligros de la rabia e informe de cualquier animal que sospeche que tenga rabia a las autoridades competentes. Los animales que podrían tener rabia son los zorros, los coyotes, los linces rojos, los mapaches, los perros y los gatos callejeros y los animales de cría particularmente agresivos, que no muestren temor o que actúen de alguna otra forma anormal. Deben informar de este tipo de animales a la agencia de control de animales, la oficina del sheriff local, el trampero del condado o a un guardabosques del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas. La gente debería evitar el contacto directo con los animales salvajes.

La gente debería vacunar a sus mascotas para ayudar a detener la propagación de la rabia y para que eso sirva de barrera contra la transmisión entre los animales salvajes y los humanos.

La rabia es una enfermedad viral normalmente transmitida por animales infectados al estos morder. La prevención de la rabia es crítica porque una vez que las personas o los animales presentan síntomas la enfermedad es casi siempre mortal.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Subjefe de Prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de diciembre de 2013