• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS modifica alertas de consumo de pescado para aguas del área de Houston y Galveston

Comunicado de prensa
26 de junio, 2013

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas ha emitido alertas de consumo de pescado modificadas para ciertas masas de agua de Texas. Las siguientes alertas están en vigor:

La zona del Río San Jacinto y el Canal Naviero de Houston: la gente debería limitar el consumo o evitar consumir cualquier especie de pescado y jaiba azul (o blue crab) proveniente del Canal Naviero de Houston, la zona del Río San Jacinto al sur de la Presa del Lago Houston y todas las aguas contiguas al norte de la Carretera 146. La alerta se emitió después de que pruebas de laboratorio hechas a especies de pescado y jaiba azul provenientes del Río San Jacinto y el Canal Naviero de Houston indicaran la presencia de concentraciones de dioxinas, pesticidas y bifenilos policlorados o PCB que superaban las pautas de salud del DSHS. El consumo regular o a largo plazo de pescado o jaiba azul provenientes de estas aguas podría hacer que la probabilidad de que las personas tengan riesgos de salud a largo plazo sea mayor.

Las mujeres en edad fértil y los niños menores de 12 años de edad no deberían consumir ninguna especie de pescado o jaiba azul proveniente del Río San Jacinto o el Canal Naviero de Houston. Las mujeres que ya no están en edad fértil y los hombres adultos deberían consumir no más de una comida de dichas especies al mes.

La Bahía de Galveston: el DSHS ha retirado la alerta de consumo relativa a la trucha moteada (o spotted seatrout) proveniente de una parte de las bahías de Galveston y Trinity y cualquier parte de las bahías Oriental y Occidental. El área está al sur de la demarcación que abarca desde la Punta Red Bluff, pasando por la boya indicadora del Five-Mile Cut, hasta la Punta Houston. Pruebas de laboratorio hechas a truchas moteadas provenientes de estas áreas indicaron que las concentraciones de dioxinas y PCB han bajado a niveles aceptables y ya no significan un riesgo de salud importante.

La Bahía Superior de Galveston: el consumo de trucha moteada proveniente de la Bahía Superior de Galveston sigue significando un riesgo de salud y la alerta continúa en efecto para dicha área. Las concentraciones de dioxinas y PCB sobrepasaron las pautas de salud del DSHS. El consumo regular o a largo plazo de trucha moteada proveniente de estas aguas podría tener efectos adversos en la salud. Además sigue en efecto la alerta relativa a la jaiba azul proveniente de esta área.

Las mujeres en edad fértil y los niños menores de 12 años de edad no deberían consumir trucha moteada proveniente de la Bahía Superior de Galveston. Se les recomienda a las mujeres que ya no están en edad fértil y a los hombres adultos que consuman no más de una comida de dicha especie al mes. La Bahía Superior de Galveston incluye la parte del estuario de la Bahía de Galveston al norte de la demarcación que abarca desde la Punta Red Bluff, pasando por la boya indicadora del Five-Mile Cut, hasta la Punta Houston.

La alerta relativa a todas las especies de bagre (o catfish) sigue en efecto para todo el sistema de la Bahía de Galveston.

Para ver el mapa, las alertas y otra información sobre las pruebas hechas a dichas especies de pescado, vaya a www.dshs.state.tx.us/seafood.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Christine Mann, Subjefa de Prensa del DSHS, 512-776-7511).

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de diciembre de 2013