• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS ofrece precauciones contra el calor

Comunicado de prensa
6 de agosto, 2013

Conforme las temperaturas de verano se disparan, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas insta a la población a que esté alerta por si hubiera signos de enfermedad a causa del calor y tome precauciones para protegerse del agotamiento por exposición excesiva al calor y los golpes de calor.

Los ancianos, los niños pequeños, la gente con enfermedades crónicas y aquellos sin acceso a aire acondicionado corren mayor riesgo.

Quedándose en un área con aire acondicionado, ya sea en casa o en lugares públicos, como los centros comerciales, las bibliotecas y los centros comunitarios, es la mejor forma en que puede combatir el calor. Si no hay aire acondicionado disponible, abra las ventanas, baje las persianas para evitar que entre la luz solar directa y use ventiladores para enfriar los cuartos.

La mejor defensa contra las enfermedades a causa del calor es la prevención. Manténgase fresco, beba muchos líquidos, vista ropa fresca y limite las actividades agotadoras al aire libre. Otras precauciones:

Actúe al primer signo de enfermedad a causa del calor. Los síntomas de enfermedad a causa del calor incluyen sudar abundantemente, los calambres, la debilidad, el mareo, la náusea, el pulso rápido aunque débil y los dolores de cabeza. Las personas que experimenten dichos síntomas deben buscar un lugar con sombra, beber agua lentamente y asegurarse de que haya buena ventilación. Si los síntomas no mejoran, busque atención médica.

Nunca deje a nadie, ni a las mascotas, en un vehículo estacionado -aunque sea por corto tiempo-. Los vehículos pueden calentarse y alcanzar temperaturas mortales en cuestión de minutos. Abrir las ventanas poco ayuda para mantener bajas las temperaturas. Si alguno de sus hijos se sienta en el asiento trasero, ponga su bolso, su portafolio, su cartera o cualquier otro artículo esencial detrás de su asiento para que así se dé cuenta de que su hijo está ahí antes de que salga del vehículo. Los niños pequeños son particularmente vulnerables al calor. Llame al 911 inmediatamente si ve un niño solo en un vehículo.

Vea con frecuencia si sus amigos, vecinos y familiares mayores de edad están bien. Visítelos al menos dos veces al día y esté alerta por si hubiera signos de enfermedad a causa del calor. Ayúdeles transportándolos a un lugar con aire acondicionado y asegúrese de que sepan qué hacer si experimentan alguna enfermedad a causa del calor. La mayoría de las muertes causadas por los golpes de calor ocurren en personas mayores de 50 años de edad. Es más probable que estas tengan una enfermedad o que tomen medicina que puede interferir con la respuesta del cuerpo al calor.

Beba mucha agua. Beba líquidos 30 minutos antes de salir y siga tomándolos aunque no sienta sed. Evite el alcohol, la cafeína y las bebidas dulces.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Subjefe de Prensa del DSHS, 512-776-7753).

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de diciembre de 2013