• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El DSHS insta a cazadores y ganaderos a que tomen precauciones

Comunicado de prensa
27 de septiembre, 2013

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas insta a los cazadores y a los ganaderos a que tomen precauciones para protegerse contra las enfermedades transmitidas por los animales.

Los venados, las ovejas, las cabras, los bovinos, los caballos y otros animales pueden contraer el ántrax, una bacteria que puede causar una enfermedad grave y potencialmente mortal en los humanos y los animales.

Se confirmó el primer caso de ántrax del año recientemente en una manada de antílopes sable en un rancho del condado de Edwards, un área del oeste de Texas donde es más probable que exista el ántrax. Los animales normalmente contraen la enfermedad al tragar esporas de ántrax mientras pastan. El ántrax es una enfermedad de distribución mundial que se desarrolla de forma natural, incluso en Texas.

“Los cazadores y los ganaderos deben ser conscientes de que podría haber casos de ántrax en su localidad y tomar medidas, como no tocar a los animales enfermos o muertos, para protegerse”, dijo el Dr. Tom Sidwa, gerente de la División de Control de Zoonosis del DSHS. “Las precauciones básicas pueden minimizar la posibilidad de contraer el ántrax u otras enfermedades transmitidas por los animales salvajes”.

Las personas normalmente se contagian con ántrax al manipular animales muertos o enfermos que están infectados con ántrax. La infección con el ántrax en los humanos normalmente se presenta como una infección de la piel. La infección cutánea típicamente da comezón y asemeja una picadura de insecto. En cuestión de dos a seis días esta evoluciona y se torna en una llaga indolora con el centro negro y sumido.

Aunque lo humanos son susceptibles a infectarse con ántrax, no se ha informado de ningún caso en Texas este año. Las precauciones básicas pueden reducir de forma efectiva el riesgo de que los humanos contraigan ántrax y otras enfermedades del ganado y los animales de caza.

  • No recoja animales que parezcan estar enfermos o actúen de forma anormal.
  • Porte ropa de manga larga y guantes al manipular, preparar o procesar carne de caza.
  • Practique la higiene personal, como lavarse las manos con agua y jabón y lavar la ropa inmediatamente después de exponerse a los animales.
  • Minimice el contacto con los fluidos y los tejidos del cerebro y la médula espinal animales.
  • Mantenga a las mascotas y a los niños alejados de los animales muertos.
  • Evite el contacto directo con los huesos, los cuernos y las cornamentas animales.
  • Cocine toda la carne hasta que esté bien cocida antes de consumirla.

Debe comunicarse con un doctor si desarrolla llagas de aspecto inusual en las manos, los brazos o alguna otra parte de la piel que haya estado expuesta. Aunque muy rara vez se contrae el ántrax de la piel, la infección requiere tratamiento con antibióticos recetados por un médico.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Christine Mann, Jefa de Prensa, 512-776-7511)

Página en inglés del DSHS de Texas en Twitter

Última actualización 27 de septiembre de 2013