• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

Casos de pertussis en el condado de Howard provocan advertencia

Comunicado de prensa
3 de diciembre de 2013

A nueve niños en edad escolar del condado de Howard se les diagnosticó pertussis en noviembre, lo cual provocó que el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas advirtiera a los padres, a los estudiantes y a las demás personas del área que tomen medidas para protegerse contra la enfermedad potencialmente mortal. Texas en la actualidad experimenta un brote de pertussis en todo el estado.

La pertussis es una infección bacteriana que a menudo empieza con síntomas parecidos a los del resfriado y una tos leve. A la semana o las dos semanas, puede empezarle a la persona una tos grave que puede durar varias semanas. Puede haber accesos de tos seguidos de vómito o un sonido de silbido, razón por la cual la enfermedad lleva el nombre de tos ferina. La enfermedad se propaga fácilmente en el aire cuando la persona infectada respira, tose o estornuda; las personas con pertussis son más contagiosas mientras tienen síntomas parecidos a los del resfriado y en las primeras dos semanas después de haberles empezado la tos.

La pertussis puede ser mortal para los niños pequeños porque puede interrumpirles la respiración. No obstante la enfermedad tiende a ser más leve en los niños mayores y los adultos, preocupa que los adultos y los niños mayores que parecen no estar muy enfermos puedan propagarles la pertussis a los bebés. Todos los nueve niños diagnosticados en el condado de Howard estaban vacunados, pero la protección que la vacuna ofrece puede disminuir con el tiempo.

Los padres deberían revisar los registros de vacunación de sus hijos para asegurarse de que estos estén completamente vacunados contra la pertussis y mantener a los bebés, particularmente los menores de 6 meses de edad, alejados de las personas que tengan tos. El DSHS también anima a las personas que tengan tos por tiempo prolongado para la que no encuentren explicación alguna o que hayan tenido contacto cercano con alguien que tiene pertussis a que se comuniquen con su proveedor de servicios de salud. El diagnóstico temprano y el tratamiento podrían reducir la gravedad de los síntomas y acortar el periodo de contagio. Las personas que tengan pertussis deberían no regresar al trabajo o a la escuela hasta haber finalizado un tratamiento con antibióticos de cinco días.

Los adultos deberían hablar con su doctor respecto a recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la pertussis. El DSHS recomienda que las mujeres embarazadas reciban una dosis de la vacuna contra la pertussis en cada embarazo para ayudar a proteger a sus bebés. Los padres, los hermanos, la familia extensa, los proveedores médicos y las demás personas que estarán cerca del recién nacido deben vacunarse también.

Ha habido 3,311 casos de pertussis en Texas este año, incluidas tres muertes. Las tres muertes fueron de niños demasiado pequeños para ser vacunados.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Chris Van Deusen, Funcionario de Prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de diciembre de 2013