• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

Texas confirma el primer caso de enfermedad del Nilo Occidental de la temporada

Comunicado de prensa
3 de julio de 2014

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas confirmó hoy el primer caso en el estado de enfermedad por el Nilo Occidental de la temporada. El DSHS insta a la población a que tome precauciones para reducir el riesgo de contraer el virus del Nilo Occidental (o WNV), una enfermedad transmitida por mosquitos.

“La mejor manera de protegerse es usando repelente contra insectos cada vez que vaya a salir”, indicó Tom Sidwa, Veterinario de Salud Pública Estatal y director de la División de Control de Zoonosis del DSHS. “El virus del Nilo Occidental puede enfermar seriamente a las personas, con síntomas que pueden durar semanas o meses”.

Se ha confirmado la fiebre del Nilo Occidental en un paciente del condado de Travis. No se divulgarán detalles adicionales sobre el paciente para proteger su identidad.

La temporada del Nilo Occidental abarca típicamente desde junio hasta octubre. El año pasado hubo 183 casos humanos de enfermedad del Nilo Occidental en Texas, entre ellos 14 muertes por la enfermedad. La temporada de 2012 fue un año sin precedente para el Nilo Occidental, con cifras récord de casos y muertes dados a conocer en el estado. La intensidad de la actividad del virus del Nilo Occidental en Texas fluctúa año con año y es difícil de predecir. Depende de una variedad de factores, entre ellos el clima, el número de aves y mosquitos que portan y propagan el virus y el comportamiento humano. La temporada puede durar hasta la primera gran helada del año.

Para reducir la exposición al virus del Nilo Occidental:

  • Use un repelente contra insectos aprobado cada vez que vaya a salir y siga las instrucciones de la etiqueta. Entre los repelentes aprobados por la EPA (Agencia de Protección Ambiental) están aquellos que contienen DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida), picaridina, IR3535, aceite de eucalipto y limón y productos que contienen para-menthane-diol (mentoglicol).
  • Drene con regularidad el agua estancada, incluida el agua acumulada en las latas vacías, llantas, cubetas,  desagües del agua de lluvia obstruidos y platones donde se colocan las macetas. Los mosquitos transmisores del virus del Nilo Occidental se reproducen en el agua estancada.
  • Vista ropa de manga larga y pantalones largos al amanecer y al anochecer, que es cuando los mosquitos están más activos.
  • Use el aire acondicionado o asegúrese de que todas las puertas y ventanas tengan mosquiteros para evitar que los mosquitos entren a su casa.

Los síntomas del tipo más leve de la enfermedad, la fiebre del Nilo Occidental, pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y de articulaciones, náusea y fatiga. Las personas que tienen fiebre del Nilo Occidental se recuperan normalmente por sí solas, aunque los síntomas pueden durar varias semanas. Los síntomas del tipo más grave de la enfermedad, la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental, pueden incluir aquellos típicos de la fiebre del Nilo Occidental, además de tortícolis, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular y parálisis. Hasta un 80 por ciento de las personas infectadas con el virus no llegan a presentar síntomas.

No existen medicinas que traten ni vacunas que prevengan la infección del virus del Nilo Occidental. Las personas mayores de 50 años de edad y aquellas que tienen otros problemas de salud corren mayor riesgo de enfermarse gravemente o morir al infectarse con el virus. Las personas que tengan síntomas y sospechen que están infectadas con el virus del Nilo Occidental deberían contactar a su proveedor de servicios de salud.

Para ver las últimas cifras, visite el sitio web: www.dshs.state.tx.us/news/updates.shtm. Para informarse sobre los antecedentes de la enfermedad y obtener más información, vaya al sitio web: http://www.dshs.state.tx.us/idcu/disease/arboviral/westNile/.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Christine Mann, Funcionaria de Prensa del DSHS, 512-776-7511).

Última actualización 03 de julio de 2014