• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

Nuevos casos de hantavirus llevan al DSHS a emitir un recordatorio sobre precauciones

Comunicado de prensa
8 de julio de 2014

Se confirmaron dos casos recientes de síndrome pulmonar por hantavirus en residentes de las regiones del noroeste o Panhandle y las llanuras del sur de Texas, lo cual suma un total de tres casos en lo que va del año.

Hubo un caso en Texas en 2013. No se informó de ningún caso de 2009 a 2012.

La enfermedad es grave y a veces mortal, lo cual ha llevado al Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas a recordarle a las personas que se protejan del virus que causa el HPS. Un caso confirmado previamente este año fue de un residente del noroeste del estado.

Ciertas especies de ratas y ratones son portadoras del hantavirus y expulsan el virus en la orina, el excremento y la saliva. El virus se puede transmitir al ser humano al este levantar el material de los nidos o polvo contaminados con orina, excremento y saliva infectados de las ratas y los ratones, lo cual permite que el ser humano inhale el virus. El HPS es una enfermedad de ocurrencia rara, pero los casos que se presentan se asocian con frecuencia a la limpieza a fondo que típicamente se realiza en primavera.

El DSHS recomienda las siguientes medidas de seguridad generales contra el hantavirus, además de otras enfermedades infecciosas:

  • Selle las aberturas que pudieran permitir que las ratas y los ratones entren a las casas y los lugares de trabajo.
  • Remueva la maleza, los montones de leña, la basura y las demás cosas que puedan atraer a las ratas y a los ratones.
  • Cierre firmemente los botes de basura, los recipientes con alimentos para mascotas y las demás fuentes alimenticias.
  • Antes de limpiar los lugares donde haya nidos o excremento en interiores, abra puertas y ventanas para ventilar el área por al menos 30 minutos.
  • Si se va a levantar polvo, se recomienda el uso de lentes protectores y mascarillas HEPA o N-95.
  • Use guantes protectores para manipular ratas y ratones muertos o para limpiar las áreas donde haya nidos, orina o excremento.
  • No barra ni pase la aspiradora donde haya polvo para evitar levantarlo. Antes de limpiar, humedezca las áreas con una mezcla de 1 parte de cloro por 10 de agua u otro desinfectante eficaz, con el fin de eliminar el polvo y comenzar a inactivar el virus. Después de 30 minutos, aplique el viricida de nuevo e inmediatamente comience el proceso de limpieza.
  • Use el mismo viricida y aplíquelo a los roedores muertos, los nidos, la orina y el excremento antes de limpiar, con el mismo intervalo de 30 minutos y siguiendo el mismo proceso de reaplicación.

Entre los primeros síntomas de la infección por hantavirus están la fatiga, la fiebre y los dolores musculares. A dichos síntomas pueden acompañarles dolores de cabeza, mareo, escalofrío, náusea, vómito, diarrea y dolor abdominal. Entre los síntomas posteriores están la tos y la falta de respiración. Si se sospecha la presencia del hantavirus, las personas deben comunicarse con su proveedor de servicios de salud de inmediato e informar al médico de la exposición a los roedores, a sus excrementos o al material de sus nidos.

Se han confirmado un total de 41 casos de HPS en Texas desde 1993, el primer año en que se informó de casos. De esos casos, 14 fueron mortales.

-fin del comunicado-

(Contacto mediático: Christine Mann, Funcionaria de Prensa del DSHS, 512-776-7511).

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 08 de julio de 2014