Bebé nacido en Texas con microcefalia vinculada al zika

Comunicado de prensa
13 de julio, 2016

Texas ha recibido confirmación en laboratorio de una infección pasada con el virus del Zika en un bebé nacido con microcefalia recientemente en el condado de Harris. La madre viajó desde Latinoamérica, donde es probable que se haya infectado, y el bebé adquirió la infección en el vientre materno. Ni el bebé ni su madre son contagiosos, y no existe riesgo adicional en Texas.

Este es el primer caso de microcefalia relacionada con el zika en Texas.

“Es desgarrador. Esto pone de relieve el daño que el zika puede causar a los bebés que aún no han nacido”, dijo el Dr. John Hellerstedt, director del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas. “El trabajo que nuestro estado realiza contra el zika nunca ha sido más vital”.

El DSHS está coordinando con Salud Pública del Condado de Harris y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para darle seguimiento al caso.

Texas ha registrado 59 casos de enfermedad del virus del Zika, incluidos tres casos confirmados de zika en mujeres embarazadas. Todos ellos están relacionados con viajes a áreas en el extranjero con transmisión activa de zika. No se ha informado de ningún caso de virus del Zika transmitido por mosquitos en Texas.

Con su vínculo a la microcefalia, el zika representa una seria amenaza para los niños que aún no han nacido. El DSHS está trabajando en educar a las mujeres y familias sobre cómo protegerse mediante su programa Mujeres, Bebés y Niños (WIC) y los proveedores de servicios de salud. El DSHS está trabajando estrechamente con otras agencias estatales en enfatizar la información sobre la precaución a sus audiencias específicas, mediante por ejemplo las escuelas, guarderías y programas de salud de la mujer.

Texas ha avanzado de forma importante en sus esfuerzos por retrasar y minimizar el impacto del zika en el estado. Si bien la transmisión local en Texas sigue siendo probable, los funcionarios de salud pública no esperan que haya transmisión generalizada a lo largo de grandes áreas geográficas del estado. Son más probables focos pequeños de casos en agrupaciones limitadas. Esta evaluación se basa en experiencias pasadas del estado con el dengue, un virus similar propagado por los mismos mosquitos, y en el uso frecuente de mosquiteros en ventanas, aire acondicionado, repelente de insectos y otros esfuerzos de control de mosquitos en Texas.

“Nuestra meta central es proteger del zika a los bebés que aún no han nacido”, dijo el Dr. Hellerstedt. “Estamos en alerta por si hubiera transmisión local y actuaremos rápido para identificar el riesgo real y continuaremos haciendo todo lo posible por proteger a los texanos”.

Los funcionarios de salud estatales instan a todos a tomar precauciones para protegerse de las picaduras de mosquitos:

  • Aplíquese repelente de insectos aprobado por la EPA.
  • Vista pantalones y camisa de manga larga que cubran la piel expuesta. En la época más calurosa, vista ropa delgada y holgada que cubra la piel expuesta.
  • Use mosquitero o cierre puertas y ventanas para mantener a los mosquitos fuera de su casa.
  • Elimine el agua estancada dentro y fuera de su casa. Eso incluye el agua en las latas, juguetes, llantas, bases para maceta y cualquier recipiente que pudiera contener agua.
  • Tape los botes o contenedores de basura donde el agua pueda acumularse.

Para más información sobre la prevención del zika en Texas vaya a www.TexasZika.org.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Carrie Williams, 512-776-7119, carrie.williams@dshs.state.tx.us)

   

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter


Última actualización 13 de julio de 2016