Texas en alerta por si hubiera transmisión local de zika, insta a tomar precauciones

Comunicado de prensa
3 de agosto, 2016

Con la detección de casos locales de zika en Florida y un aumento en los viajes a Brasil para los Juegos Olímpicos de verano, Texas se encuentra en alta alerta por si hubiera transmisión local de zika mediante picaduras de mosquitos e insta a todos a que tomen estrictas precauciones.

“Es la combinación perfecta —transmisión local en Florida, viajes a Brasil, y nos encontramos en el pico de la temporada de mosquitos en Texas—”, dijo el Dr. John Hellerstedt, Director del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas. “Es probable que haya transmisión local aquí en algún momento. Lo bueno es que Texas está listo.”

El plan de respuesta en Texas está en vigencia. Texas ha informado de 93 casos de enfermedad del virus del Zika —todos relacionados con viajes a áreas en el extranjero con transmisión activa de zika—. Aún no se ha detectado transmisión local por picaduras de mosquitos en Texas. Se han llevado a cabo esfuerzos estatales desde enero para retrasar y minimizar el impacto del zika en Texas.

“Si hay transmisión local en Texas, rápidamente lo anunciaremos y describiremos el área de riesgo potencial para los texanos”, expresó el Dr. Hellerstedt. “Estamos trabajando hombro con hombro con nuestros socios locales y federales para garantizar una fuerte respuesta en Texas”.

El DSHS está gastando más de $6 millones de dólares en fondos estatales y federales en vigilancia de la enfermedad, mayores capacidades para hacer pruebas de laboratorio, campañas de educación y concientización públicas, juegos de prevención del zika y otros esfuerzos para edificar una fuerte infraestructura que contribuya a proteger a los texanos del zika. El Medicaid de Texas hoy anunció que cubrirá el costo del repelente de mosquitos para las mujeres de 10 a 45 años de edad o que estén embarazadas que cumplan los requisitos.

El DSHS ha identificado y ejercitado a ocho equipos estatales de salud pública de respuesta ante el zika que están listos para desplegarse si se detectara transmisión local en Texas. Estos equipos regionales escalables podrán asistir a las entidades locales en la investigación de posibles casos, la evaluación de ambientes donde los mosquitos podrían estar activos, la provisión de educación casa por casa y otros esfuerzos de respuesta.

La semana pasada, funcionarios de salud estatales informaron al gobernador Greg Abbott sobre la respuesta y preparaciones estatales. La próxima semana el Equipo de Trabajo sobre Preparación y Respuesta ante Enfermedades Infecciosas del gobernador se reunirá otra vez en Austin para hablar del zika y otros asuntos.

“Estamos haciendo todo lo que podemos, y está en manos de la gente protegerse”, afirmó el Dr. Hellerstedt. “El repelente de insectos y la información son nuestra mejor defensa”.

Para amplificar los mensajes sobre la precaución, el DSHS ha reforzado su campaña estatal de acercamiento a la comunidad relacionada con el zika, la cual ahora cuenta con un presupuesto ampliado y un énfasis adicional en los viajeros. El sitio web www.TexasZika.org fue lanzado en febrero y continúa siendo el ancla de la campaña y la fuente de información de salud pública oficial sobre el zika en Texas.

Si bien sigue siendo probable que haya transmisión local en Texas en algún momento, los funcionarios de salud pública no esperan que haya transmisión generalizada a lo largo de grandes áreas geográficas del estado. Son más probables focos pequeños de casos. Esta evaluación se basa en experiencias pasadas del estado con el dengue, un virus similar propagado por los mismos mosquitos, y en el uso frecuente de mosquiteros en ventanas, aire acondicionado, repelente de insectos y otros esfuerzos de control de mosquitos en Texas.

El DSHS ha aprobado la realización de pruebas para el virus del Zika a más de 1,200 muestras humanas por el laboratorio del DSHS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Otros laboratorios a lo largo del estado ahora tienen la capacidad de hacer pruebas de zika. A finales de julio, el DSHS agregó la prueba serológica más compleja para muestras humanas a fin de detectar la infección por el zika en las personas que pudieron no haber tenido síntomas. Texas además tiene la capacidad de hacer pruebas para el zika a muestras de mosquitos según lo ameriten las áreas de alto riesgo identificadas, aunque el mejor indicador de prevalencia de zika es la detección de casos humanos.

El zika representa una seria amenaza para los niños que aún no han nacido, y proteger a las mujeres embarazadas es una preocupación central. Texas ha informado respecto a 42 individuos al Registro de Casos de Zika durante el Embarazo de los CDC. Esta cifra incluye tres mujeres embarazadas cuyos casos de zika fueron confirmados. También incluye a las mujeres embarazadas y los recién nacidos que si bien tienen evidencia en laboratorio de infección por zika no se ajustan a la definición de caso de zika debido a que no han tenido síntomas o debido a que la infección no se pudo identificar de manera específica como virus del Zika. Texas proporciona datos al Registro de Casos de Zika durante el Embarazo semanalmente.

Con la transmisión local en Florida y la temporada de mosquitos en pleno apogeo en Texas, los funcionarios de salud estatales instan a todos a tomar precauciones para protegerse de las picaduras de mosquitos:

  • Aplíquese repelente de insectos aprobado por la EPA.
  • Vista pantalones y camisa de manga larga que cubran la piel expuesta. En la época más calurosa, vista ropa delgada y holgada que cubra la piel expuesta.
  • Use mosquitero o cierre puertas y ventanas para mantener a los mosquitos fuera de su casa.
  • Elimine el agua estancada dentro y fuera de su casa. Eso incluye el agua en las latas, juguetes, llantas, bases para maceta y cualquier recipiente que pudiera contener agua.
  • Tape los botes o contenedores de basura donde el agua pueda acumularse.

Para evitar infectar a los mosquitos locales, las personas que viajen a áreas con transmisión activa de zika deben aplicarse repelente de insectos cada vez que salgan a exteriores durante al menos tres semanas después de regresar a Texas —y durante más tiempo si desarrollan una enfermedad que pudiera resultar ser zika—.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Carrie Williams, 512-776-7119, carrie.williams@dshs.state.tx.us)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 03 de agosto de 2016