El DSHS informa del primer caso de enfermedad del virus del Zika adquirida localmente

Comunicado de prensa
2 de febrero de 2016

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas informó hoy del primer caso de enfermedad del virus del Zika contraída en Texas, el cual tiene que ver con un residente del condado de Dallas que tuvo contacto sexual con alguien que adquirió la infección por el virus del Zika mientras viajaba en el extranjero. Se están evaluando los detalles del caso, pero es probable que exista la posibilidad de que haya habido transmisión sexual de una persona infectada a una persona no infectada en este caso.

El DSHS tiene otros siete casos de enfermedad del virus del Zika en Texas, todos ellos relacionados con viajes a áreas en el extranjero donde se transmite actualmente el virus del Zika. El virus del Zika se trasmite a las personas principalmente mediante picaduras de mosquitos infectados, aunque también ha habido informes de transmisión mediante contacto sexual. La enfermedad puede causar fiebre, sarpullido, dolores en los músculos y las articulaciones y enrojecimiento de los ojos, pero también se la ha vinculado al defecto de nacimiento conocido como microcefalia y a otros malos resultados del parto en ciertas mujeres infectadas durante el embarazo.

“Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros socios en reunir más información sobre el virus y esta transmisión en Dallas y para determinar si son necesarias intervenciones de salud pública adicionales”, dijo el Dr. John Hellerstedt, director del DSHS.

Texas alertó a los proveedores de servicios de salud en enero de que estuvieran al tanto y consideraran el virus del Zika como una posibilidad conforme veían a sus pacientes y busca poder hacer pruebas de detección del virus del Zika en el laboratorio estatal en Austin. Las pruebas actualmente ocurren en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los funcionarios de salud estatales siguen animando a las personas a que sigan las precauciones respecto a los viajes. Los CDC actualmente aconsejan a las mujeres embarazadas que pospongan sus viajes a los países donde se está transmitiendo el virus del Zika. Para evitar propagar la enfermedad, las personas que viajen a dichas áreas deben seguir con cuidado los pasos para evitar las picaduras de mosquitos mientras estén ahí y por siete días después de regresar a casa.

Las personas pueden protegerse de las picaduras de mosquitos:

  • Vistiendo camisa de manga larga y pantalones largos
  • Usando repelentes de insectos registrados en la EPA
  • Usando ropa tratada con permetrina
  • Permaneciendo y durmiendo en habitaciones con mosquitero o aire acondicionado
  • Evitando o limitando las actividades al aire libre durante las horas en que los mosquitos están más activos.

La enfermedad es normalmente leve y sus síntomas duran desde varios días hasta una semana, y las hospitalizaciones son poco comunes. La mayoría de las personas que han estado expuestas al virus del Zika no desarrolla ningún síntoma. Actualmente no existen vacunas ni tratamientos para el virus.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Carrie Williams, 512-776-7119, carrie.williams@dshs.state.tx.us)

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 03 de febrero de 2016