• Visión: Un Texas sano

    Misión: 

    Mejorar la salud, la seguridad y el bienestar de los texanos mediante una buena administración de los recursos públicos y concentrarnos en las funciones esenciales de la salud pública.

  • Texas 211

El riesgo de zika en Texas aumenta con las temperaturas

Comunicado de prensa
7 de abril de 2017

El DSHS actualiza las recomendaciones sobre las pruebas para el Valle del Río Grande

Mientras el estado se prepara para una transmisión local adicional del virus del Zika durante la temporada de mosquitos de 2017, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas está ampliando sus normas orientativas sobre las pruebas de laboratorio para los residentes de seis condados del sur de Texas.

El DSHS emitió el viernes una alerta sanitaria en la cual ahora recomienda a todas las residentes embarazadas de los condados de Cameron, Hidalgo, Starr, Webb, Willacy y Zapata que se practiquen la prueba para detectar el zika tanto en el primer trimestre como en el segundo trimestre de embarazo, y que también se practique la prueba cualquier residente que tenga un sarpullido y al menos uno de los otros síntomas comunes del zika: fiebre, dolor de las articulaciones, u ojos enrojecidos.

Para el resto del estado, el DSHS continúa recomendando la prueba a cualquier persona que tenga al menos tres de los cuatro síntomas mencionados y a todas las mujeres embarazadas que hayan viajado a áreas con transmisión continuada de zika, incluidas las áreas en cualquier parte de México.

“El zika sigue siendo un riesgo de salud significativo para las mujeres embarazadas y sus bebés, y es solo cuestión de tiempo que veamos aquí otra vez una transmisión local”, dijo el Dr. John Hellerstedt, Comisionado del DSHS. “Queremos abarcar el mayor radio de acción posible con las pruebas a fin de aumentar nuestra capacidad para encontrar y responder a los casos, y el Valle Bajo del Río Grande (Lower Rio Grande Valley) sigue siendo la parte del estado con un mayor riesgo de transmisión del zika”.

Las pruebas del zika están ampliamente disponibles a través de laboratorios comerciales, de manera que los proveedores de atención de salud pueden encargar las pruebas a través de sus canales normales. “No queremos que el costo sea para nadie un impedimento para hacerse la prueba”, dijo el Dr. Hellerstedt. “Si el costo de la prueba representa una barrera para cualquier paciente, los proveedores deben contactar a su departamento de salud local o regional para obtener información sobre cómo hacerse la prueba a través del sistema de salud pública”.

Texas ha tenido seis casos de transmisión local de la enfermedad del virus del Zika por mosquitos en Browsville, en noviembre y diciembre de 2016. Se considera que esa región es un lugar probable de propagación del zika debido a su historial de transmisión local del dengue, un virus estrechamente relacionado, y a su proximidad con México, donde la transmisión local del zika es continua, incluidas las comunidades del otro lado de la frontera.

Conforme las temperaturas vayan siendo más cálidas, la actividad de los mosquitos irá en aumento, de modo que la gente en todo el estado debe protegerse de los mosquitos en casa y cuando viajen a áreas donde el zika se está propagando. Las precauciones incluyen el uso constantemente de repelente de mosquitos cuando la persona esté al aire libre, vestir ropa de manga larga y pantalones largos, y usar el aire acondicionado o asegurarse de que los mosquiteros en las ventanas mantengan a los mosquitos fuera de la casa. Texas también hace un llamado a la gente para que recoja la basura y vacíe cualquier contenedor con agua estancada dentro y fuera de las casas y los negocios, para no dejar que los mosquitos tengan dónde depositar sus huevos, disminuir el número de mosquitos en general, y ayudar a proteger del zika a la familia y los vecinos.

El virus del Zika se transmite a las personas principalmente mediante la picadura de un mosquito infectado, aunque también puede transmitirse por contacto sexual. Si bien los síntomas son generalmente leves, el zika puede causar graves defectos de nacimiento en los bebés de algunas mujeres que se infectaron durante el embarazo. El DSHS recomienda que las mujeres embarazadas sigan las indicaciones de los CDC y eviten viajar a lugares con transmisión local sostenida del zika, incluidas todas las áreas de México. Las mujeres embarazadas y sus parejas sexuales que hayan viajado a esas áreas deben usar condones o evitar el contacto sexual durante todo el tiempo de embarazo. La alerta sanitaria e información adicional sobre las precauciones y normas a seguir para viajeros están disponibles en TexasZika.org.

 

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 13 de abril de 2017