Página principal de preparación de salud públicaPreparación emergenciaHojas de datosAgroterrorismoBioterrorismoEmergencias químicasLas inundacionesLos HuracanesEl calorInfluenza pandémicaLa amenaza radiológicaLos tornadosLa seguridad ante la propagación del fuegoAmenazas a la salud relacionadas con los desastresServicios de salud conductual ante desastres

El sarín (GB)

¿Qué es el sarín (GB)?
El sarín es una sustancia sumamente tóxica perteneciente a una clase de sustancias químicas conocidas como agentes nerviosos. Al sarín, también se le conoce como GB, no tiene color, olor o sabor. Es el más volátil de los agentes nerviosos, lo que significa que el sarín cambia de líquido a gas más rápido que los demás agentes nerviosos.

El sarín y otros agentes nerviosos son estructuralmente similares a una familia común de insecticidas llamados organofosfatos, pero son mucho más potentes. Como el nombre lo dice, los agentes nerviosos funcionan atacando al sistema nervioso.

¿Puede usarse el sarín como un agente químico de ataque?
Los agentes nerviosos, incluso el sarín, están clasificados como armas de destrucción masiva. Estos se pueden dispersar desde misiles, bombas, tanques rociadores, minas de tierra y por otros métodos. Debido a que el sarín se convierte en vapor tan rápidamente y a que es tan potente al inhalarse, la forma de gas es la que representa la mayor amenaza. Una diseminación repentina de gas sarín tiene la posibilidad de causar víctimas masivas.

En Japón el sarín fue utilizado dos veces por terroristas. En 1994, el culto religioso Aum Shinrikyo diseminó gas sarín en la ciudad de Matsumoto, aniquilando a 7 e hiriendo a 500 por lo menos. En 1995, el mismo culto diseminó gas sarín en el metro subterráneo de Tokio causando 12 muertes y 6,000 lesiones. Se cree también que el sarín lo utilizó Iraq en la guerra entre Irán e Iraq de los años 80.

¿Cómo se exponen las personas al sarín?
Hay varias formas por las que una persona puede sufrir exposición. La más potente es al respirar el aire que contiene gas sarín o los vapores. La exposición también puede ocurrir cuando el sarín líquido o las gotitas entran en contacto con la piel o con los ojos. Otra manera es al consumir alimentos o agua envenenada con sarín. Y debido a que la ropa de una persona contaminada puede despedir vapores por cerca de 30 minutos después de la exposición, también es posible que las personas que no estuvieron en el área donde se originó la diseminación se expongan a éste.

Los efectos del gas sarín son normalmente inmediatos, mientras que los efectos del sarín líquido pueden ser inmediatos o de acción retardada.

¿Qué deberá hacer usted si se expone al sarín?
Si está en el área donde el sarín se despidió, váyase rápidamente y diríjase a un área con aire fresco. Si la diseminación es al aire libre, cámbiese a un terreno elevado. Debido a que el sarín es más pesado que el aire, se hundirá hacia áreas más bajas.

Remueva sus prendas exteriores, cuidando de no tocar su piel con el exterior de su ropa. Cuidadosamente ponga la ropa contaminada en una bolsa de plástico y póngala apartada para que las autoridades dispongan de ella de manera apropiada. La ropa contaminada con sarín nunca se deberá lavar o volver a usar.

Descontamínese lavando su cuerpo meticulosamente con jabón y agua. Enjuague sus ojos con agua durante 10 ó 15 minutos. Entonces rápidamente busque atención médica.

¿Cómo afecta al cuerpo el sarín?
El sarín y otros agentes nerviosos funcionan al interferir con una enzima que es crítica para el control normal de los impulsos nerviosos hacia los músculos, glándulas y algunas otras células nerviosas del cerebro, lo que resulta en reacciones numerosas.

Los signos y síntomas de una baja a moderada exposición incluyen:

  • Nausea, cólicos abdominales y vómito
  • Diarrea
  • Pupilas como punta de alfiler, pequeñas
  • Ojos lagrimosos y nariz que gotea
  • Visión borrosa y dolor en los ojos
  • Babear sin control
  • Sudor excesivo
  • Orinar sin control
  • Tos
  • Opresión en el pecho
  • Respiración rápida
  • Frecuencia cardiaca rápida o lenta
  • Tensión arterial alta o baja
  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Confusión

Las dosis excesivas pueden causar los siguientes síntomas:

  • Tremores y contracciones musculares incontrolables
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento
  • Parálisis
  • Insuficiencia respiratoria
  • Muerte

Las personas que sufren de exposición leve o moderada normalmente se recuperan totalmente. La exposición severa normalmente es mortal.

¿Cómo se trata la exposición al sarín?
La exposición al sarín puede tratarse con antídotos específicos -atropina y pralidoxime chloride (2-PAM)- acompañados de atención médica complementaria en un hospital. Estos antídotos contra los agentes nerviosos son más efectivos cuando se dan al poco tiempo después de la exposición.

Nota: Los enlaces a otros sitios externos son para propósitos informativos y no cuentan con el respaldo del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas. Estos sitios también podrían no ser accesibles a personas con discapacidades.

Última actualización 20 de mayo de 2015