El DSHS ofrece precauciones contra la PAM

14 de julio de 2016

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas les recuerda a los nadadores y esquiadores acuáticos que tomen precauciones para evitar las infecciones por Naegleria fowleri, una amiba que está presente en casi todos los ríos, lagos, lagunas y riachuelos.

La amiba puede causar meningoencefalitis amebiana primaria, o PAM, una infección del cerebro. Si bien la infección es extremadamente rara, casi siempre es mortal.

Se ha informado de nueve casos de PAM en Texas desde 2005, de los que resultaron ocho muertes, incluido el caso reciente de un adolescente del condado de Harris.

El DSHS ofrece estas precauciones para reducir el ya bajo riesgo de infección:

  • No nade, esquíe, ni se zambulla ni se tire en agua estancada.
  • Tápese la nariz o use clips nasales al tirarse, esquiar, zambullirse o practicar wakeboarding en cuerpos de agua dulce.
  • Evite sumergir la cabeza en el agua de las fuentes termales y otros cuerpos de agua dulce templada.
  • Si usa un Neti-Pot o una jeringa para la irrigación nasal o si participa en el lavado nasal ritual, asegúrese de usar únicamente agua estéril, destilada, o tibia previamente hervida.
  • Evite excavar o revolver el fango o los depósitos al participar en actividades acuáticas en áreas de agua dulce templada poco profundas.

La amiba se desarrolla en agua templada estancada pero podría estar presente en cualquier cuerpo de agua dulce. La combinación de niveles de agua más bajos, temperaturas altas y agua estancada o de lento movimiento podría producir más altas concentraciones de la amiba.

La infección puede ocurrir cuando el agua que contiene la amiba entra con fuerza por la nariz al participar en actividades acuáticas. El organismo también se ha encontrado en agua potable y puede introducirse al cerebro si se usa agua potable en la irrigación nasal o el lavado de los senos paranasales. Entre los síntomas podrían estar fuertes dolores de cabeza, fiebre alta, tortícolis, náusea y vómito.

La amiba no vive en cuerpos de agua salada ni en las piscinas o jacuzzis que se limpian, mantienen y tratan con cloro de manera apropiada.

El cierre de lagos y otros cuerpos de agua no es una medida estándar de salud pública para proteger al público contra la PAM dado que las amibas son microorganismos omnipresentes que ocurren naturalmente y las infecciones son extremadamente raras.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Christine Mann, Funcionaria de Prensa del DSHS, 512-776-7511)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 14 de julio de 2016