Texas recibe $2.6 millones para la respuesta de salud pública a la epidemia de opioides

Comunicado de prensa
14 de octubre de 2018

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) ha recibido 2.66 millones de dólares para ampliar la respuesta de salud pública del estado al consumo de opioides durante el próximo año. La financiación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ayudará a los departamentos de salud locales y a los proveedores de atención médica a prevenir las muertes por sobredosis, a mejorar los datos disponibles sobre el consumo de opioides en Texas y a ampliar la red de profesionales dispensadores de recetas para el tratamiento asistido por medicamentos.

Los fondos mejorarán la capacidad del DSHS de hacer un seguimiento de las enfermedades relacionadas con los opioides y otros trastornos que se observan en las salas de emergencia de Texas. Asimismo, se proporcionará a los investigadores y al público más información sobre el consumo de opioides y sus consecuencias, a través del sitio web del DSHS Datos de salud de Texas, lo cual permitirá el acceso a un mayor número de datos, y con mayor rapidez, hasta los niveles de condado y código postal.

“Disponer de más información sobre dónde se consumen opioides y sus efectos en las comunidades permitirá a las agencias estatales y a nuestras contrapartes en las ciudades y condados concentrar sus esfuerzos en los lugares donde las necesidades sean más apremiantes”, dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “Al usar esta información para entender mejor y responder a la crisis de los opioides, se logrará que los recursos brinden el mayor beneficio posible a la población de Texas”.

Se utilizarán fondos adicionales para capacitar al personal de salud pública a nivel comunitario sobre cuándo y cómo administrar correctamente la naloxona, un fármaco que ayuda a evitar que alguien muera a causa de una sobredosis de opioides, y así puedan, a su vez, capacitar a los equipos de respuesta rápida y a otras personas en sus comunidades. La subvención aumentará el número de médicos, asistentes médicos y enfermeros autorizados a recetar buprenorfina, un medicamento para tratar el consumo de opioides en un consultorio médico.

Las muertes por consumo de drogas en Texas y en todo el país han ido en aumento, y casi la mitad de todas las muertes a causa de las drogas en Texas se atribuyen a los opioides. El DSHS apoya la respuesta del estado en materia de salud pública mediante la recolección y análisis de datos, la concientización sobre los efectos en la salud del consumo de opioides, y el despliegue de recursos, entre ellos, las mejores prácticas para tratar el consumo de opioides durante el embarazo con el fin de reducir la mortalidad materna debida a sobredosis.

-30-

(Contacto: Chris Van Deusen, director de Relaciones con los Medios del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 09 de octubre de 2018