secondar_sp

Screening Para Los Recién Nacidos

HIPOTIROIDISMO SECUNDARIO
Guía de diagnóstico y tratamiento

Page in English

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides es una pequeña pero muy importante glándula del sistema endocrino de nuestros cuerpos. Esta glándula normalmente pesa menos de una onza y se encuentra situada a lo largo de la tráquea en la base del cuello. Tiene 2 mitades en forma de mariposa llamados lóbulos que están unidos por una banda angosta de tejido. Esta glándula produce dos agentes químicos de acción prolongada conocidos como hormonas de la tiroides: tiroxina (T4) y tryodotironina (T3). Estas hormonas circulan a través de nuestro cuerpo por la sangre y son responsables del funcionamiento normal de todos los órganos de nuestro cuerpo. De hecho, cada célula de nuestro cuerpo depende de las hormonas de la tiroides para regular su metabolismo.

¿Qué sucede cuando la tiroides no produce hormona tiroides como debiera?

El hipotiroidismo secundario, no tan solo involucra a la tiroides, pero también otras glándulas del sistema endocrino. La misma glándula tiroides es regulada por otra glándula que se encuentra localizada en el cerebro, llamada glándula pituitaria. A su vez, la glándula pituitaria es regulada en parte por la tiroides (a través de un efecto de “repercusión” de la hormona tiroides en la glándula pituitaria) y por otra glándula llamada el hipotálamo. El hipotálamo libera una hormona llamada tirotropina (TRH), la cual manda una señal a la pituitaria para que libere una hormona estimulante de la tiroides (TSH). A su vez, la TSH envía una señal a la tiroides para que libere las hormonas tiroides (T4 y T3). Si alguna de estas señales hormonales se interrumpe, habrá un defecto en la producción de hormona tiroides, resultando en una deficiencia que ocasionará el hipotiroidismo secundario.

Los niños que tienen hipotiroidismo secundario tendrán los siguientes síntomas:

Síntomas tempranos    Síntomas tardíos
debilidad    lentitud al hablar
fatiga    piel seca y con escamas
intolerancia al frío    piel gruesa
constipación    cara hinchada, manos y pies
aumento de peso    disminución del gusto y olfato
depresión    adelgazamiento de la ceja
dolor de articulaciones o músculos    ronquera
uñas delgadas, quebradizas    trastornos menstruales
adelgazamiento del cabello   
color pálido

¿Cómo puedo saber si mi niño tiene hipotiroidismo secundario?

Los niños que muestran los síntomas arriba descritos deberán ser examinados por un médico especial llamado pediatra endocrinólogo para hacerles pruebas de hipotiroidismo secundario. Exámenes con regularidad, pruebas y, un tratamiento temprano prevendrán el daño causado por esta condición.

Si mi niño tiene hipotiroidismo secundario, ¿cómo es que se trata esta deficiencia?

Los niños que tienen hipotiroidismo debido a un problema de la glándula pituitaria o de la glándula hipotálamo deberán tomar hormona tiroides para el reemplazo hormonal. Algunas veces los niños con hipotiroidismo secundario tienen problemas con otras glándulas endocrinas, como la glándula adrenal. Uno de los efectos de tomar medicamentos para el reemplazo hormonal es un aumento del nivel metabólico. Esto puede ocasionar una condición que pone en peligro la vida llamada crisis adrenal (enfermedad de Addison.) Debido a esta posible condición, su niño deberá ser examinado frecuentemente por un doctor especial llamado pediatra endocrinólogo. Antes de iniciar la terapia de reemplazo hormonal, el pediatra endocrinólogo deberá llevar a cabo una prueba que estimule la secreción de hormonas adrenales. Si no hay suficiente hormona adrenal presente, como en la mayoría de los casos, antes de que se inicie la terapia de reemplazo hormonal, a los niños se les trata con acetato de cortisona, una hormona estimulante [stress hormone] similar a la hormona adrenal.

Los niños con hipotiroidismo secundario requieren de terapia de reemplazo hormonal durante toda su vida. Si esta terapia se suspende, los síntomas comenzarán de nuevo. El medicamento proporcionado por el doctor de su niño debe ser administrado aún cuando los síntomas dejen de presentarse. Con un diagnóstico temprano y un tratamiento durante toda la vida, su niño tendrá una vida normal y saludable.

 


Newborn Screening Hypothyroidism Email

Última actualización 14 de julio de 2011