Pruebas Por la Salud de su Bebé

Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos: Por la Salud de su Bebé

¿Por qué se le hacen pruebas a mi bebé?

  • Las pruebas de detección temprana son una de las cosas más importantes que se hacen en favor de la salud de su bebé recién nacido.  
  • Les practicamos pruebas a todos los recién nacidos porque algunos pocos que parecen estar sanos tienen un defecto o trastorno de nacimiento poco común.  
  • Si lo detectamos a tiempo, podemos prevenir problemas graves como discapacidades intelectuales y del desarrollo, enfermedades o la muerte. 

¿Cómo le hacen las pruebas a mi bebé?

Se requieren dos pruebas de detección temprana. Para ello se usan gotas de sangre del talón de su bebé, las cuales se obtienen en el hospital cuando el bebé tiene 1 o 2 días de nacido, y de nuevo cuando el bebé tiene entre 7 y 14 días de nacido, en el consultorio de su doctor o clínica. Podría ser que algunas pruebas no arrojen resultados precisos. 

Pero nosotros nunca hemos tenido defectos de nacimiento en nuestras familias... 

  • Muchos bebés que nacen con estos problemas provienen de familias sanas.  
  • Dado que estos trastornos no son muy comunes, lo más probable es que su bebé NO tenga ninguno de ellos. 

Mi bebé se ve sano. ¿Aun así, son necesarias las pruebas? 

  • Sí. La mayoría de los bebés que tienen estos trastornos parecen sanos al nacer. Muchos trastornos no se perciben a simple vista. 
  • Si la prueba de detección muestra algún problema, el doctor de su bebé recibirá el aviso de que son necesarias más pruebas o que debe comenzarse un tratamiento especial.  

Si son necesarias más pruebas, ¿significa esto que mi bebé tiene un problema? 

  • No. Un resultado anormal en una prueba de detección temprana solo demuestra que son necesarias más pruebas. Esto NO significa que algo esté mal. Solo significa que su bebé necesita que se le practiquen pruebas otra vez para asegurarse de verificar que no haya ningún problema. 
  • Si el resultado de la prueba de su bebé es inusual por segunda vez, es probable que el doctor comience en ese momento a darle a su bebé un tratamiento o lo mande con otro doctor especializado en ese trastorno para que le hagan más pruebas. 

¿Cómo puedo ayudar al doctor que ayude a mi bebé? 

  1. Asegúrese de que a su bebé se le practiquen las pruebas antes de que deje el hospital. Usted debe recibir un formulario con los datos de la primera prueba de detección temprana de su bebé. Lleve este formulario con usted y vaya con su bebé al doctor o a la clínica para que se le practique una segunda prueba de detección entre los 7 y 14 días de haber nacido.  
  2. Su doctor podría pedirle que vuelva a llevar a su bebé para que se le practiquen más pruebas. ¡Haga esto inmediatamente! Si su bebé tiene un trastorno, el actuar con rapidez puede ser muy importante.  
  3. Asegúrese de darle al hospital o a su doctor su dirección y número telefónico correctos. Si no tiene teléfono, déjeles al doctor o al hospital el número de un amigo, un familiar o un vecino. 
  4. Si se mudan poco después de que su bebé haya nacido, avise de ello enseguida a su doctor. De este modo, si su bebé necesita que se le practiquen más pruebas, su doctor sabrá a dónde comunicarse con usted.  

¡Recuerde, estos pasos son muy importantes!  

Vea el folleto: Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos: Por la Salud de su Bebé (PDF)


Para más información sobre el programa de pruebas de detección en recién nacidos: 
Teléfono: 1-800-252-8023 ext. 3957

Última actualización 15 de septiembre de 2017