La prevención contra los mosquitos debe formar parte de los planes para el 4 de Julio

Comunicado de prensa
29 de junio de 2018

Ante los días de celebración y actividades al aire libre que servirán de recreo para millones de personas en Texas la próxima semana, el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas le recuerda a toda la población que se proteja de las picaduras de mosquitos y las enfermedades que estos pueden transmitir.

Lo mejor que la gente puede hacer para protegerse y proteger a sus familias de enfermedades transmitidas por mosquitos, como la del Nilo Occidental y el zika, es usar repelente de insectos cada vez que estén al aire libre. Además, tras las lluvias recientes en todo el estado, este es el momento propicio para vaciar toda el agua estancada alrededor de casas y negocios, e impediremos así que los mosquitos depositen sus huevos.

En Texas proliferan varios tipos de mosquitos transmisores de enfermedades. El zika sigue siendo una grave amenaza, porque puede causar defectos de nacimiento si las mujeres se infectan durante el embarazo. La enfermedad del Nilo Occidental, por su parte, puede afectar a cientos de personas al año en Texas, y ha provocado más de 3,500 casos de enfermedad y 167 muertes en los últimos 10 años.

Mediante la vigilancia sistemática de mosquitos, este año se ha detectado la presencia del virus del Nilo Occidental en Houston, Dallas/Fort Worth, El Paso y Beaumont. El estado ha comunicado tres casos de zika, todos de residentes de Texas que contrajeron el virus mientras viajaban por otros países donde el zika se está propagando.

Algunas medidas sencillas en la casa y durante los viajes ayudarán a las personas a protegerse y proteger a sus comunidades de las enfermedades transmitidas por mosquitos:

  • Mientras esté en lugares exteriores, aplíquese con regularidad repelente de insectos registrado por la EPA
  • Vacíe toda el agua estancada que pueda haber dentro de las casas y negocios o en sus alrededores; friegue con cepillo los contenedores al aire libre para eliminar los huevos de mosquitos.
  • Use el aire acondicionado o asegúrese de que los mosquiteros en puertas y ventanas no tengan roturas.
  • Vista prendas de manga larga y pantalones largos para evitar las picaduras.

“Estas pueden parecer medidas muy simples, pero marcan una gran diferencia al evitar que la gente se enferme o incluso muera de enfermedades transmitidas por mosquitos”, dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “Si cada persona en Texas adopta estas medidas, limitaremos la propagación del Nilo Occidental y evitaremos que el zika arraigue en nuestro estado”.

Las personas que experimenten síntomas del Nilo Occidental o de zika deben acudir a consulta con su médico y ver si es necesario que se realicen pruebas. Los síntomas más comunes de zika son: fiebre, sarpullido con picazón, dolor en las articulaciones y enrojecimiento de los ojos. El virus del Nilo Occidental puede causar dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y de articulaciones, náusea y fatiga. Una forma más grave de la enfermedad del Nilo Occidental, en la que el virus invade el sistema nervioso, puede causar rigidez en el cuello, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular y parálisis.

El DSHS ha lanzado un sitio web renovado, TexasZika.org, con información de fácil acceso sobre los casos de zika y las precauciones que deben tomarse, que incluye también materiales imprimibles sobre la prevención, así como pautas sobre diagnóstico y pruebas para los proveedores de atención médica. Obtenga información sobre el virus del Nilo Occidental en TxWestNile.org.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios de Comunicación del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 29 de junio de 2018