El DSHS investiga un caso raro de rabia en humanos

Comunicado de prensa
29 de octubre de 2021

El Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas está investigando un caso de rabia en un niño que fue mordido por un murciélago. El niño es un residente del condado de Medina y actualmente está recibiendo atención médica en un hospital de Texas.

El personal de salud pública ha identificado todos los lugares en los que alguien podría haber tenido contacto con el murciélago o con el paciente enfermo de rabia, y se ha comunicado directamente con todos aquellos que podrían haber estado expuestos. Los funcionarios de salud están valorando a los posibles contactos para determinar su riesgo y si deben recibir la vacuna de posexposición para evitar que enfermen de rabia. Las personas que necesitan ser valoradas ya han recibido una notificación por teléfono o por escrito de parte del DSHS. Las personas que no han sido contactadas por el DSHS no deben preocuparse por esta situación.

La rabia es una enfermedad viral que suele propagarse a través de la mordedura de un animal infectado. El virus también puede transmitirse cuando saliva infectada entra en los ojos, la nariz o la boca de alguien, o en alguna grieta de la piel. Una vez que alguien contrae la rabia, la enfermedad casi siempre es mortal. Sin embargo, la enfermedad se puede prevenir si se administran a tiempo la vacuna contra la rabia y la inmunoglobulina. 

Hay una serie de medidas que la gente puede tomar para evitar la transmisión de la rabia:

  • No acercarse nunca a los animales salvajes.
  • Si una persona es mordida o rasguñada por un murciélago o cualquier otro animal, lave la herida inmediatamente con agua y jabón. Luego, busque atención médica para evaluar la exposición de la persona a la rabia.
  • Asegúrese de que los perros y gatos domésticos estén al corriente con su vacunación antirrábica, como lo exige la ley estatal.
  • Considere la posibilidad de vacunar al ganado y a los hurones domésticos para que estén protegidos.

En Texas, los zorrillos y los murciélagos son la causa de la mayoría de los casos de rabia animal, pero cualquier mamífero puede infectarse y transmitir la rabia a otros animales o a los seres humanos. El año pasado, unos 600 animales dieron positivo en las pruebas de la rabia en todas las regiones del estado; aproximadamente la mitad de estos eran murciélagos.

El último caso humano de rabia en un residente de Texas ocurrió en 2009. El DSHS no divulgará ninguna otra información sobre el actual paciente con rabia a fin de proteger su identidad. Más información sobre la rabia en Texas está disponible en dshs.texas.gov/idcu/disease/rabies.aspx

-30-

(Contacto para los medios: pressofficer@dshs.texas.gov)

Última actualización 04 de noviembre de 2021