Se reanudan las vacunas aéreas para animales salvajes para combatir la rabia a lo largo de la frontera de Texas

Comunicado de prensa
12 de enero de 2022

El Programa de Vacunación Oral contra la Rabia (ORVP) del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas reanuda sus vuelos el 12 de enero, desde Zapata, Texas. Este exitoso programa, que este año cumple su 28º aniversario, ha logrado eliminar del estado las variantes del virus de la rabia en la cruza de perro doméstico y coyote y en el zorro de Texas.

El DSHS utilizará aviones de Dynamic Aviation Group, Inc. y un helicóptero de Texas Wildlife Services para arrojar desde el aire más de 1.17 millones de cebos que contienen la vacuna contra la rabia, en 19 condados a lo largo de la frontera sur de Texas. El proyecto está programado para durar dos semanas. A finales de enero, personal de salud pública local y regional distribuirá por vía terrestre cebos de vacuna adicionales en el sur de Texas y en el condado de El Paso

El primer ORVP se inició en el sur de Texas en 1995 después de un brote causado por una variante del virus de la rabia en la cruza de perro doméstico y coyote. Un brote de rabia en el zorro gris que ocurrió en el centro-oeste de Texas dio lugar a otro ORVP el año siguiente. Los resultados del programa fueron evidentes de inmediato.  Texas experimentó 122 casos de la variante de la rabia en el perro-coyote en 1994, el año anterior al primer lanzamiento de la vacuna, pero luego registró cero casos para el 2000. Desde entonces solo se han documentado dos casos, uno en 2001 y otro en 2004. Ambos casos ocurrieron dentro de un área ubicada a una milla del Río Grande, por lo que el DSHS concentra los cebos en esa área para ayudar a vacunar a los animales que puedan entrar al país por la frontera sur.

“La distribución anual de vacunas contra la rabia y cebos a lo largo de la frontera de Texas y México es fundamental para la protección de los seres humanos, los animales domésticos y el ganado en Texas”, dijo la Dra. Susan Rollo, directora del ORVP. “Los niveles de distribución de mantenimiento ayudan a mantener a los Estados Unidos libre de la cepa canina.”

Los cebos que se arrojarán son pequeños paquetes de plástico que fueron sumergidos en aceite de pescado y cubiertos con restos de harina de pescado para atraer a coyotes, zorros grises y otros carnívoros salvajes. Una amplia investigación en una gran variedad de especies ha demostrado que la vacuna es segura, ya que solo se utilizan porciones no infecciosas del virus de la rabia. Ni los humanos ni los animales corren peligro de desarrollar la rabia si se exponen a la vacuna

Normalmente la rabia se propaga a través de la mordedura de un animal infectado. Si una persona o un animal presenta síntomas de la enfermedad, casi siempre llega a morir. Vacunar a los animales domésticos es sumamente importante para frenar la propagación de la rabia y proteger a los animales y sus dueños. Los zorrillos y los murciélagos son hoy en día las fuentes principales de la rabia en Texas.

Los fondos para este proyecto, que tiene un costo de 2 millones de dólares, provienen del Estado de Texas y de los Servicios de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal y de Vida Silvestre del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Las operaciones aéreas de lanzamiento de la vacuna se realizarán desde el Aeropuerto del Condado de Zapata, el Aeropuerto Internacional de Del Rio y el Aeropuerto Municipal de Alpine-Casparis. 


-fin del comunicado-

(Nota: Debido a los protocolos de la gripe y el COVID-19, no se ofrecerán entrevistas con los medios de comunicación in situ este año).

(Contacto para los medios informativos: pressofficer@dshs.texas.gov)

Última actualización 12 de enero de 2022