• Diabetes News You Can Use
    Contact Us

    Texas Diabetes Prevention & Control Program
    MC 1965
    PO Box 149347 Austin, Texas 78714-9347
    1100 West 49th Street
    Austin, TX 78756

    Phone: (512) 776-7490
    Fax: (512) 776-7408

    diabetes@dshs.texas.gov

Prevención de complicaciones de la diabetes

La diabetes afecta todo el cuerpo y aumenta el riesgo de muchos problemas de salud graves, pero las complicaciones son evitables. Se puede prevenir o retrasar las complicaciones controlando el nivel de azúcar en la sangre (glucosa), comiendo alimentos saludables, haciendo actividad física, realizando pruebas de detección para prevenir o diagnosticar y controlar otras afecciones, y procurando que la presión arterial y el colesterol se mantengan dentro del rango prescrito por su médico.

Las complicaciones se pueden prevenir o retrasar al controlar la diabetes y mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro del rango prescrito por los profesionales médicos que le atienden. Consulte a su médico para recibir tratamiento si desarrolla alguna de las siguientes afecciones:

Afecciones de la piel: Las personas con diabetes tienden a contraer infecciones bacterianas con mayor facilidad que las personas sin la enfermedad, especialmente los orzuelos (infecciones en las glándulas de los párpados), forúnculos, infecciones en los folículos pilosos, carbuncos e infecciones alrededor del dedo de la mano o las uñas de los pies. Los tejidos inflamados suelen estar calientes, inflamados, enrojecidos y dolorosos.

Algunas personas con diabetes también sufren infecciones por hongos, principalmente Candida albicans, un hongo levaduriforme que puede causar una erupción roja con comezón rodeada de pequeñas ampollas y escamas en los pliegues húmedos y cálidos de la piel. Otras infecciones micóticas comunes incluyen la tiña (inguinal o de otro tipo), el pie de atleta y las infecciones vaginales. La picazón también es un problema frecuente para las personas con diabetes, especialmente en la parte inferior de las piernas.

Enfermedades de los ojos: Es posible que haya escuchado que la diabetes puede causar daño a los ojos e incluso provocar problemas de la vista o ceguera. Pero hay buenas noticias. Se puede prevenir la enfermedad ocular diabética o impedir que empeore mediante el control de la diabetes. Los problemas oculares más comunes que afectan a las personas con diabetes son la retinopatía diabética, el edema macular diabético, las cataratas y el glaucoma.

Daño a los nervios: El daño a los nervios debido a la diabetes se llama neuropatía diabética. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre y de grasas (como los triglicéridos) en la sangre debido a la diabetes pueden dañar los nervios. Los síntomas dependen del tipo de neuropatía diabética. El daño a los nervios causa síntomas que van desde dolor y adormecimiento en los pies hasta problemas con el funcionamiento de los órganos internos (como el corazón y la vejiga).

Problemas de los pies: Los problemas de los pies son comunes en las personas con diabetes y con frecuencia causan preocupación. Se puede prevenir las afecciones de los pies relacionadas con la diabetes controlando el azúcar en la sangre, lavándose y revisándose los pies a diario, y consultando al médico si se desarrolla algún problema. Busque signos de cortaduras, llagas o manchas rojas, hinchazón o ampollas, uñas encarnadas, callos o callosidades, verrugas plantares, pie de atleta y puntos cálidos.

Enfermedades de los riñones: La diabetes es la causa principal de las enfermedades del riñón. En la enfermedad renal diabética (nefropatía), las células y los vasos sanguíneos de los riñones están dañados, lo que afecta la capacidad de los riñones para filtrar los desechos. La enfermedad renal diabética ocurre lenta y silenciosamente, por lo que es posible que no sienta que algo está mal hasta que se presenten problemas graves. Hay mucho que puede hacer para prevenir los problemas renales si se hace un examen de sangre y orina cada año, y si mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y presión arterial dentro de los rangos saludables, según lo prescrito por su médico.

El embarazo: Si tiene diabetes, los cambios que experimenta durante el embarazo afectarán los niveles de azúcar en su sangre, y controlarlos puede requerir mayor esfuerzo. Controlar los niveles de azúcar en la sangre periódicamente es un paso clave para cuidarse bien a sí misma y a su bebé. Su médico le indicará los niveles de azúcar en la sangre que le ayudarán a minimizar el riesgo de defectos de nacimiento y aborto espontáneo y evitar que su bebé tenga sobrepeso al nacer.

Por lo general, algunas mujeres desarrollan diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 de embarazo. Esto no significa que haya tenido diabetes antes de concebir o que tendrá diabetes después de dar a luz, pero es importante seguir los consejos de su médico con respecto a los niveles de azúcar en la sangre durante el embarazo para que usted y su bebé estén sanos.

Enfermedad de las encías y otros problemas dentales: Las personas con diabetes tienen más probabilidades de presentar problemas con los dientes y las encías si no se controla el azúcar en la sangre. Las encías doloridas, inflamadas y enrojecidas que sangran al cepillarse los dientes son un signo de un problema dental llamado gingivitis. Otro problema, llamado periodontitis, ocurre cuando las encías se encogen o se separan de los dientes. Se puede prevenir estos problemas manteniendo los niveles de azúcar en la sangre lo más normales posible, cepillándose los dientes al menos dos veces al día, usando hilo dental una vez al día, manteniendo las dentaduras limpias y visitando al dentista dos veces al año para un examen y limpieza dental.

Las enfermedades del corazón y el derrame cerebral: Si tiene diabetes, es más probable que desarrolle una enfermedad cardiaca y que sufra un infarto o un derrame cerebral si no se controla su enfermedad. Las personas con diabetes también son más propensas a padecer ciertas afecciones que aumentan las probabilidades de tener una enfermedad cardiaca o un derrame cerebral, como presión arterial alta o colesterol alto. Si tiene diabetes, puede proteger su corazón y su salud al controlar el nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol. Si fuma, deje de fumar.


Última actualización 17 de abril de 2019